Zaragoza
Suscríbete

reordenación urbana

El Ayuntamiento de Zaragoza planea dos nuevos párquines disuasorios para reducir el tráfico en el centro

Se ubicarían en las entradas este y oeste de la ciudad y serán de pago. Quieren habilitar plazas gratuitas.

El parquin disuasorio del Actur permite dejar el coche a un precio bajo si se combina con el tranvía.
El parquin disuasorio del Actur permite dejar el coche a un precio bajo si se combina con el tranvía.
HA

El Ayuntamiento de Zaragoza está buscando emplazamientos para instalar dos nuevos aparcamientos disuasorios a las afueras de la ciudad. En concreto, los técnicos municipales valoran como ubicaciones idóneas el parquin sur de la Expo y el entorno de la Facultad de Veterinaria, en la salida de la carretera de Castellón. Su funcionamiento será similar al de los ya existentes en Valdespartera y el Actur –vinculados ambos a la línea del tranvía–, y tratarán de evitar el acceso del tráfico privado al centro con un coste bajo. Además, el área de Movilidad prevé acondicionar solares sin uso en los barrios para mejorar la oferta de estacionamiento, en este caso, de forma gratuita.

Según explicó ayer en la comisión de Movilidad la concejal del área, Natalia Chueca, el Consistorio prevé crear dos párquines disuasorios que estarían gestionados por la empresa que se haga con el futuro contrato de la zona azul, que se licitará en primavera del próximo año. Para la edil, los nuevos recintos tendrían una doble función, ya que servirían para enlazar con el transporte público y evitar así el acceso de coches al centro, así como «estacionamiento de larga duración» para los vecinos sin garaje o en zonas saturadas.

417 plazas suprimidas. La ampliación de terrazas de bar sobre la calzada  ha supuesto la eliminación de 417 plazas de estacionamiento

Si la llegada del tranvía propició la creación de dos aparcamientos de este tipo en el eje norte-sur, ahora se apuesta por el este-oeste para su ubicación. Aunque todavía se estudian las posibilidades de los terrenos, Chueca desveló que posiblemente se crearán en la entrada de la ciudad junto a La Almozara, y en la de la carretera de Castellón.

En ambos casos contarían con vigilancia y un coste de mantenimiento que, aunque bajo, obligaría a cobrar a los usuarios. En este sentido, Chueca reconoció que, mientras el disuasorio del Actur tiene una alta demanda, el de Valdespartera «tiene pocos usos», pero apostó por «generar un hábito» para mejorar la movilidad urbana.

Según los datos facilitados por la empresa del tranvía, los dos aparcamientos no han sido ajenos a la crisis de la covid. Si en 2019 recibían 6.522 vehículos al mes, el año pasado esa cifra bajó hasta los 2.728 de media. En el primer semestre de este 2021 se ha recuperado algo la demanda, con 3.073 coches mensuales.

Parcelas sin uso

De forma paralela, el área de Movilidad está buscando solares sin uso en los barrios de la capital aragonesa con el objetivo de acondicionarlos como párquines, en este caso, gratuitos. Darían servicio a los distritos más aquejados de falta de plazas y serían, eso sí, provisionales, ya que desaparecerían una vez que se desarrollase el uso previsto para las parcelas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión