Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PP-Cs convoca un pleno en Zaragoza para exigir al PSOE que retire el recurso al contrato de limpieza

Acusa a los socialistas de querer "destrozar" y "bloquear" la mejora del servicio e insinúa que podría querer favorecer a alguna empresa.

Plan de choque contra las pintadas vandálicas en Zaragoza
Operarios de FCC, en Zaragoza, durante las labores de limpieza de una pintada.
Guillermo Mestre

Tras la presentación por parte del PSOE de un recurso ante el Tribunal de Contratos contra la licitación de la limpieza pública y la recogida de basuras, el gobierno PP-Cs salió este martes a la ofensiva. El bipartito anunció la convocatoria de un pleno extraordinario en el que se instará a los socialistas a retirar la impugnación, que arroja una gran incertidumbre sobre el proceso de adjudicación. Es más, en un tono muy duro, la coalición acusó al PSOE de querer «destrozar» la prestación de «un servicio esencial», además de insinuar que podría querer favorecer a alguna empresa. «No sería descabellado, es una duda razonable», dijo la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca.

El pleno, que se celebrará este viernes, eleva la presión sobre el PSOE y su estrategia contra los pliegos que rigen la renovación del servicio de limpieza y recogida de basura, cuyo plazo de recepción de ofertas acaba el 6 de octubre. Pero además, la contrata se convierte en uno de los principales focos de polémica local. Con todo en su mano para ganar las votaciones, PP-Cs obligará al resto de los grupos a posicionarse y los sindicatos, que se han opuesto a la decisión de los socialistas, tendrán la opción de intervenir durante la sesión.

Una de las cuestiones de fondo, que es uno de los motivos principales del recurso del PSOE, es el hecho de que los pliegos no prevean la división en lotes del servicio. La plantilla de la limpieza, como ocurriera con la contrata de conservación de los parques, la rechazan. De hecho, los representantes de los trabajadores solicitan que se retire el recurso y ya han anunciado que están dispuestos a iniciar movilizaciones para protestar contra la decisión del PSOE.

PP-Cs pide que se aprueben tres propuestas. La más importante es la retirada del recurso. Pero reclaman también que se respalde el nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos y las mejoras planteadas en los pliegos, además de dar un apoyo expreso a los informes técnicos y jurídicos de los funcionarios.

«No es descabellado»

«Nos sorprende mucho este recurso y no es descabellado que haya otros intereses. Es extraño que el PSOE vaya a recurrir unos pliegos alegando unas circunstancias ante las que la plantilla está completamente en contra», apuntó Chueca. Es más, sugirió que «este recurso puede beneficiar a otras empresas o a quien quiera la división por lotes, para tener más opciones», dijo, aunque admitió no tener pruebas.

En su opinión, la portavoz socialista, Lola Ranera, se guía por «intereses partidistas» para evitar que la ciudad «esté más limpia». «Es un error muy importante», señaló Chueca, que recordó que con esta nueva contrata «se van a recuperar los servicios que se recortaron cuando gobernaba el PSOE». Subrayó que el nuevo contrato permite incrementar la dotación de material y personal para la limpieza, implantar nuevos planes de actuación intensiva en barrios y distritos, reducir los beneficios empresariales y limitar las revisiones de precios, así como incorporar nuevas tecnologías.

La concejal de Cs Carmen Herrarte fue muy crítica con los socialistas y contrapuso su actitud con la que mantiene su partido en las Cortes de Aragón, con un gobierno liderado por el PSOE. Les acusó de querer «bloquear uno de los contratos más importantes de la ciudad». «Solo quieren destrozar», sostuvo. Acusó a Ranera de «querer ganar puntos» ante el próximo congreso de los socialistas.

Ante las acusaciones, el PSOE pidió esperar a que el Tribunal de Contratos se pronuncie sobre las medidas cautelares. Indicó que «en ningún caso se ha posicionado a favor de los lotes», aunque este asunto suscita «dudas jurídicas» a los socialistas y es uno de los motivos de la impugnación. «El PSOE busca ante todo conseguir el mejor pliego y que garantice la seguridad jurídica para que sea menos costoso y más eficiente», explicaron fuentes socialistas. Por parte de Podemos, la decisión de PP-Cs «de hacer oposición a la oposición es un disparate y una utilización de la institución para crispar gratuitamente». «Es impropio en un alcalde pero nada sorpresivo en alguien quién concibe la política como un show continuo», indicaron desde la formación morada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión