Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El estafador que fingía negocios en China y su novia acaban en comisaría por un nuevo engaño

La Policía constató las denuncias de tres personas, a las que deberían 400.000€. Él ya fue condenado por hechos similares.

Sede de la empresa Centybel en Calle de Fray Luis Amigó, 4, cuyo propietario ha sido acusado de estafa / 28-08-2021 / Foto: José Miguel Marco[[[FOTOGRAFOS]]]
Sede de la empresa Centybel en Calle de Fray Luis Amigó, 4, cuyo propietario ha sido acusado de estafa / 28-08-2021 / Foto: José Miguel Marco[[[FOTOGRAFOS]]]

Jean Paul B. M., quien ya fuera condenado por la Audiencia de Zaragoza por un delito de estafa, fue detenido junto a su novia, R. G. B., el pasado día 19 por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) por los presuntos nuevos engaños con los que se habrían quedado con 400.000 euros de tres inversores. Estos, motivados por el enorme y rápido rendimiento económico que les ofrecían, aceptaban prestarle el dinero para unos negocios de importación de productos desde China que nunca llegaban a producirse. Las víctimas recibían al principio el ingreso de los intereses prometidos, lo que hacía que mantuvieran la confianza y ampliaran sus aportaciones.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón tuvo conocimiento de los hechos en marzo a raíz de una denuncia. En ella, un hombre decía haber sido estafado junto a su hermano y su cuñado. Según manifestó, Jean Paul B. M. le ofertó la posibilidad de un negocio consistente en la compra de material importado de China para su posterior venta al departamento de compras de El Corte Inglés, en concreto a la sección de viajes. Para dar credibilidad al negocio, le enviaba distintas fotografías de documentos de importación de mercancías.

Para llevar a cabo el supuesto negocio, entre septiembre de 2014 y agosto de 2020, los tres hombres hicieron diversas inversiones de dinero, firmando además un contrato en el que se fijaba el plazo de devolución del capital junto con los intereses acordados, un modus operandi similar al de las víctimas anteriores y por el que ya fue condenado. Al no recuperar más dinero que el de los supuestos intereses ganados, los denunciantes fueron conscientes de que habían sido víctimas de un engaño.

Los investigadores de la UDEF comprobaron que el detenido no había mantenido ningún tipo de actividad con El Corte Inglés. Además, tenía en su poder las importantes sumas de dinero que los denunciantes le hacían llegar tanto en metálico como por transferencias bancarias.

Al mismo tiempo, los agentes investigaron a la pareja del falso inversor y averiguaron que esta mujer, de 32 años igual que el otro arrestado, colaboraba en la comisión del delito. La detenida ponía a disposición su propia cuenta bancaria para recepcionar las cantidades de dinero procedentes de la estafa y extraerlas en efectivo de manera inmediata mediante su tarjeta de crédito.

La pareja fue requerida por la Policía y se personó en la Jefatura Superior junto a sus abogados el pasado día 19. Quedaron en libertad con cargos a la espera de la celebración del correspondiente juicio.

Denuncias acumuladas

Jean Paul P. B. ya fue condenado a un año y tres meses de cárcel, de los cuales cumplió parte en el centro penitenciario de Zuera y el resto, en el centro de inserción social Trece Rosas, en Torrero, en régimen de tercer grado.

Al menos tres juzgados de instrucción de Zaragoza acumulan ahora varias denuncias contra el varón, que habría engañado a personas de distintos perfiles económicos. José Antonio Viladés, letrado que representa a varias de los denunciantes, valora positivamente esta nueva detención y confía en que "se unifiquen todas las causas, se agilice la instrucción y que igualmente se pueda ampliar el caso".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión