Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los aviones españoles, contrarreloj, vuelven de Kabul al máximo de su capacidad: ya han salvado a 1.144 personas

Los aviones Airbus A400M del Ala 31 de la Base Aérea de Zaragoza aumentan vuelos y capacidad. Fuerzas del Ejército sale fuera del aeropuerto en busca de colaboradores. Cincuenta profesionales protegen la misión. 

Los aviones están aprovechando al máximo su capacidad.
Los aviones están aprovechando al máximo su capacidad.
Ministerio de Defensa

Los tres aviones Airbus A400M del Ala 31 de la Base Aérea de Zaragoza ya han podido salvar a 1.144 refugiados afganos en los seis días que ya llevan desplegados entre los aeropuertos de Dubái (Emiratos Árabes) y de Kabul, la capital de Afganistán.

Fuentes militares confirmaron a HERALDO que el ritmo de los vuelos de los aviones españoles se ha multiplicado y este martes se hicieron tres operaciones (dos de madrugada y otra por la mañana) a bordo de dos T23 (nombre técnico de los A400M). Asimismo, detallaron que aterrizajes y despegues se realizan con todas las medidas de seguridad para evitar ataques desde tierra, utilizando bengalas antimisiles y virajes elusivos a ambos lados en los momentos más arriesgados de las maniobras operativas.

La misión de rescatar a los refugiados, en su mayor parte familiares de afganos que han colaborado con las Fuerzas Armadas españolas en los casi 20 de misiones en ese país asiático, empezó el pasado jueves día 19 de agosto con 53 viajeros. Continuó con dos vuelos (viernes y sábado) que llevaron a 110 cada uno. Pero desde el domingo han podido entrar en una ventana de seguridad del aeropuerto de Kabul dos A400M, lo que ha permitido aumentar el pasaje: 177 refugiados el domingo, 264 el lunes y 430 ayer. La tercera aeronave, un avión medicalizado enviado a Dubái, todavía no se ha utilizado.

En los últimos tres vuelos entre Kabul y Dubái, las bodegas han estado ocupadas por muchos más pasajeros que el aforo oficial de 116 plazas habilitadas para el transporte de soldados o paracaidistas completamente equipados, como se puede observar en las imágenes que ha hecho públicas el Ministerio de Defensa este miércoles. 

La necesidad de acelerar el rescate ante el ultimátum talibán de que solo permitirá fuerzas internacionales en el aeropuerto afgano hasta el 31 de agosto, ha llevado a España a aumentar la capacidad de transporte en cada avión. El operativo lo desarrollan medio centenar de militares destinados en la Base de Zaragoza repartidos entre Dubái y Kabul, 40 de ellos pertenecientes al Escuadrón del Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) y el resto al Ala 31. Su misión es proteger y gestionar la salida del aeropuerto afgano de los refugiados locales incluidos en las listas aportadas por Asuntos Exteriores.

Fuentes militares detallaron este martes que los miembros del EADA están trabajando en los accesos al aeropuerto de forma prácticamente ininterrumpida, con jornadas "exhaustas y muy duras". En los pocos momentos que las largas e intensas operaciones dejan para el descanso, los militares aragoneses aprovechan para alimentarse con sus raciones de campaña y duermen en el suelo. No hay un atisbo de queja, no obstante, en las comunicaciones que mantienen diariamente con los enlaces en la Base de Zaragoza. Son conscientes de que su labor es fundamental para el rescate de los refugiados en una situación de tensión extrema como la que se vive estos días en el aeropuerto de Kabul.

 El Ejército español está saliendo desde ayer fuera del aeropuerto de Kabul a rescatar a colaboradores en las cercanías, según explicó el Jemad, el almirante general Teodoro López Calderón, quien compareció junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles. "Sí existe una posibilidad de salir fuera -admitió el Jemad-, yo no lo llamaría una acción de operaciones especiales. Se va a hacer y se está haciendo. No puedo decir más". La ministra destacó que las Fuerzas Armadas trabajan las 24 horas y destacó el "magnífico trabajo" que realizan en una "situación dificilísima".

Traslado de evacuados de Kabul a Dubái en uno de los aviones A400M del Ejercito del Aire, aprovechando al máximo su capacidad
Traslado de evacuados de Kabul a Dubái en uno de los aviones A400M del Ejercito del Aire, aprovechando al máximo su capacidad
Ministerio de Defensa

"Los militares aragoneses colaboran todos los días con el embajador (Gabriel Ferrán Carrión, hijo de turolense) y la segunda embajadora (Paula Sánchez) y está saliendo bastante bien», señalaron las mismas fuentes.                

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión