Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

diplomacia

Gabriel Ferrán, el aplaudido diplomático de origen turolense que no ha querido abandonar el barco en Kabul

Aunque el pasado 4 de agosto fue nombrado su sustituto al frente de la Embajada afgana, ha querido permanecer en la capital para facilitar la evacuación tras la toma del control del país asiático por los talibanes.

Gabriel Ferrán, el diplomático con orígenes turolenses que no ha querido abandonar el barco de Afganistán.
Gabriel Ferrán, el diplomático con orígenes turolenses que no ha querido abandonar el barco de Afganistán.
Pool

Su padre, el turolense Gabriel Ferrán de Alfaro, era embajador de España en París hace 30 años. Gabriel Ferrán Carrión es ahora noticia porque, aunque desde el pasado 4 de agosto ya no es el embajador de España en Afganistán, ha permanecido en su puesto para coordinar las labores de evacuación del personal tras la toma del control del país por parte de los talibanes.  

Cuando los talibanes avanzaban para hacerse con el Gobierno de Kabul, Ferrán estaba haciendo las maletas porque iba a ser sustituido por Ricardo Losa Giménez, cuyo nombramiento como nuevo embajador en Afganistán está vigente desde el primer miércoles del mes de agosto. Pero, visto lo ocurrido, ha preferido no abandonar el barco en un momento tan delicado. Podía haberse subido el miércoles pasado al avión A-400M del Ejército del Aire en el primer vuelo de repatriación de España, porque había plazas suficientes, pero decidió  permanecer en el país asiático para coordinar las tareas de evacuación de los cientos de afganos que esperan salir después de la toma del poder por parte de los talibán.

Por eso es un ejemplo de cumplimiento del deber, tal y como han destacado, entre otros, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Gabriel Ferrán Carrión nació en Madrid en 1961, cursó la carrera diplomática y llegó a Afganistán hace tres años. Su dilatada trayectoria como diplomático le ha llevado a formar parte de las delegaciones españolas en Líbano, Malasia y Marruecos, por lo que sabe de primera mano cómo es la convivencia en un país de mayoría musulmana. También fue subdirector general adjunto de Oriente Próximo y el Magreb, entre otras responsabilidades.

"Hace más falta un buen estómago que saber el temario"

Por su parte, su padre, Gabriel Ferrán de Alfaro, nació en Teruel, y aunque abandonó las tierras aragonesas a corta edad, pasó en la ciudad del Torico todos los veranos hasta los 20 años. De hecho, es donde se fraguó su noviazgo con su mujer, de familia turolense.

Así lo contaba hace tres décadas en una entrevista publicada en HERALDO por la periodista y ahora directora de '20 Minutos' Encarna Samitier, a quien también le confesó con humor que para ser diplomático hace más falta un buen estómago que saber el temario. 

Europeísta convencido, fue uno de los cuatro firmantes del tratado de adhesión por el que España ingresó en la Comunidad Económica Europea, la actual Unión Europea. Puso su rúbrica en el histórico documento como embajador ante Europa, junto a la del entonces presidente del Gobierno Felipe González, el ministro de Exteriores Fernando Morán y el secretario de Estado de Relaciones con las Comunidades Europeas Manuel Marín.

"Gabriel Ferrán padre, primer diplomático español en entrar en la Comunidad Europea, y Gabriel Ferran hijo, último en salir de Afganistán", destacaba este miércoles en su cuenta de Twitter Ignacio Molina, analista del Real Instituto Elcano y profesor de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid. 

Junto a 17 policías del GEO y UIP 

Gabriel Ferrán se ha quedado en Kabul acompañado de 17 agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y de la Unidad de Intervención Policial (UIP) con la misión de crear 'pasillos de seguridad' dentro del anillo de seguridad del aeropuerto de Kabul hasta completar la evacuación de los colaboradores afganos que se acercan al aeródromo, al figurar en las listas del Gobierno para abandonar el país centroasiático. 

Según informa Europa Press, los agentes de la Policía Nacional están realizando jornadas maratonianas desde que abandonaron la Embajada de España en Kabul formando la 'cápsula' de seguridad del jefe de la legación al frente de la coordinación del plan de evacuación.

Son 17 policías del GEO y UIP, unidades de elite especializadas en este tipo de misiones de máxima complejidad, que se encontraban ya en Kabul dentro del dispositivo en torno a la Embajada y resto de instalaciones españolas, antes de que el avance talibán precipitara los planes de evacuación de todos los países occidentales.

Este viernes, el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha anunciado el envío de dos diplomáticos para reforzar el operativo de evacuación de los colaboradores afganos de España que encabeza el embajador saliente, Gabriel Ferrán.

Albares ha destacado la "extraordinaria labor" realizada por Ferrán, que ya llevaba años en este "puesto de mucho desgaste" y cuyo sucesor, Ricardo Losa, fue nombrado en el Consejo de Ministros del 3 de agosto.

Sin embargo, dadas las circunstancias en Afganistán, ha explicado el ministro, y puesto que "era lo más prudente y lo más eficaz", es que "más allá de plazos administrativos" Ferrán siguiera en su puesto y coordinara la evacuación. "Él desde el primer momento me dijo que sí", ha precisado el ministro en declaraciones al Canal 24H.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión