Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento

Zaragoza estudia endurecer las multas por dejar basura fuera de los contenedores

Solo limpiar el entorno de los depósitos y retirar los grandes enseres cuesta al año alrededor de 2,5 millones

Bolsas de basura amontonadas junto a un contenedor en Boggiero con Santa Inés, este sábado.
Bolsas de basura amontonadas junto a un contenedor en Boggiero con Santa Inés, este sábado.
Javier Belver

No solo es una costumbre molesta que afea las calles, sino que dejar las bolsas de basura fuera de los contenedores cuesta dinero. Y una cifra nada desdeñable. Solo limpiar el entorno de los cubos de toda la ciudad y retirar los grandes enseres que algunos depositan allí supone un desembolso de unos 2,5 millones de euros cada año. Por eso, el Ayuntamiento de Zaragoza continúa su particular cruzada contra esta práctica y, además de incrementar la vigilancia, está estudiando la posibilidad de endurecer las sanciones. El gobierno municipal ha encargado una revisión de la ordenanza de limpieza a los servicios jurídicos y se plantea aumentar la cuantía de las multas, sobre todo en el caso de que exista reincidencia, y agilizar los procesos para que lleguen antes.

En concreto, según explican fuentes municipales, se va a estudiar una posible revisión de las sanciones para analizar criterios y precisar mejor las condiciones en las que deben producirse las denuncias. "Es fundamental que los ciudadanos se conciencien sobre la necesidad de depositar bien los residuos", enfatizan desde la coalición PP-Cs, que hacen hincapié en que estos comportamientos incívicos son los responsables del principal problema de la capital aragonesa en materia de limpieza.

Además de la posibilidad de incrementar la cuantía de las multas, que actualmente es de 80 euros, se tratará de agilizar el proceso para que las denuncias se conviertan rápidamente en sanción económica. Y, mientras, la Policía Local continuará con la campaña de vigilancia, que en la noche del sábado sirvió para cursar otros nueve requerimientos. A estos se suman los 14 que ya se pusieron durante la primera semana de actuación. Sobre todo, se está haciendo especial hincapié en controlar las 30 zonas que el Consistorio, con la contrata FCC, ha detectado como las más problemáticas, principalmente calles que albergan muchos establecimientos hosteleros o comercios de alimentación.

El equipo de limpieza

Como indican desde el gobierno municipal, las malas prácticas a la hora de depositar los residuos generan un "importante" coste para la ciudad. Hay equipos específicos que se dedican al mantenimiento, de un modo u otro, de estas zonas. Se encargan tanto de retirar los muebles, colchones y otros objetos de gran tamaño, como de limpiar posteriormente la suciedad.

En total, son 18 equipos de prerecogida que trabajan todo el día divididos en tres turnos. De estos, 14 se centran en el casco urbano y el resto de distritos y los otros cuatro, en los barrios rurales. Además, los servicios de limpieza que salen por la mañana comunican los lugares en los que han encontrado grandes enseres abandonados y dos brigadas se dedican a retirarlos por la tarde. También los propios ciudadanos pueden avisar en estos casos.

Precisamente, el futuro contrato, que saldrá a licitación en los próximos días, contempla la inclusión de nuevos medios tecnológicos para que esta tarea se pueda desempeñar más fácilmente, con una mayor coordinación y rapidez entre los distintos trabajadores del servicio. Asimismo, desde diciembre de 2020 hay dos equipos de refuerzo para estas tareas que revisan los puntos más problemáticos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión