Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

La perrera alerta del incremento de abandonos de animales tras el espejismo del verano pasado

El CMPA recibe 330 perros y gatos hasta el mes de junio y pide más adopciones para darles salida. El Ayuntamiento lanza una campaña por el periodo estival para concienciar a los propietarios.

Un trabajador municipal conduce a un perro en las instalaciones del CMPA de Empresarium.
Un trabajador municipal conduce a un perro en las instalaciones del CMPA de Empresarium.
Ayto. Zaragoza

Aunque de forma lenta y con sobresaltos por las sucesivas olas de contagios como la que ahora azota Aragón, la pandemia evoluciona favorablemente hacia el deseado escenario de vieja normalidad. Pero no todo son buenas noticias. Esta recuperación está devolviendo algunas prácticas del pasado poco deseables. Así ocurre con el abandono de animales. Tras un año de buenos registros en el que el número de perros y gatos recuperados de las calles se desplomó un 37% por las restricciones de movilidad, en 2021 han vuelto a crecer los casos. Solo hasta junio, el Centro de Protección Animal (CMPA) ha recibido 330 ejemplares, y sus responsables lanzan un mensaje de alerta para frenar esta tendencia y fomentar las adopciones.

«El abandono de animales es un delito, en caso extremo, se puede acudir a la ayuda de amigos, parientes o de las protectoras», apunta María Jesús Ramírez, veterinaria del CMPA. «No son un juguete –insiste–, son parte de nuestras familias y hay que tener claro que conllevan gastos y un cambio en el estilo de vida». En junio, el centro, ubicado en el polígono de Empresarium, ha recibido 62 animales, y aunque son menos que en el mismo mes del año pasado, el cómputo a mitad de año no es halagüeño. Los 330 perros y gatos recogidos por el CMPA en el primer semestre superan los 306 de 2020 a estas alturas.

El estado de alarma y el confinamiento conllevaron un descenso drástico del número de abandonos. En concreto, el CMPA recogió en 2020 un total de 290 perros y 127 gatos, lo que supone un 37% menos de animales perdidos respecto al ejercicio anterior.

Según apuntan los técnicos municipales, las restricciones de movilidad impuestas por Sanidad limitaron los abandonos, ya que muchos de ellos se producen como consecuencia de un viaje de larga duración. Además, el paseo de las mascotas fue una de las excepciones que permitió el Estado para salir a la calle durante el confinamiento, lo que incluso elevó el interés por las adopciones.

Gatos lactantes

En la actualidad, el centro municipal gestiona 209 perros, de los que un 27% están en casas de acogida y un 23% en la guardería de Las Jarras; y 76 gatos, prácticamente todos en hogares que los cuidan. En este sentido, se da la circunstancia de que en los últimos meses, han tenido que atender a un número importante de felinos lactantes. «Están entrando muchos y supone un problema tanto para la salud de la madre como para las crías, su cuidado tan temprano es de riesgo y muchos fallecen», apunta Ramírez.

Por eso, la veterinaria recomienda, en caso de encontrar una camada abandonada, «no recogerlos inmediatamente y esperar a ver si aparece la madre». Además, aconseja a los propietarios de felinos su identificación mediante chips, obligatorio para los perros pero no para los gatos. «De lo contrario, son muy difíciles de localizar en caso de pérdida», advierte.

El edil de Protección Animal, Javier Rodrigo, coincide en reclamar el uso del microchip, «muy importante para su localización». El edil de Cs, asimismo, hace un llamamiento a los zaragozanos para que la gente que compre o adopte animales «lo haga con responsabilidad y puedan tener un plan b en el supuesto en el que no puedan hacerse cargo de ellos».

Potencialmente peligrosos

En este sentido, el Ayuntamiento ha impulsado una campaña a través de las redes sociales bajo el lema ‘No me abandones’ con la que quiere concienciar a la población de que las mascotas son uno más de la familia y deben ser tratadas como tal. «Queremos lanzar un mensaje de responsabilidad, pero también para fomentar la adopción», apunta Rodrigo.

En lo que va de año, el CMPA, que estrenó sus instalaciones de La Cartuja el año pasado tras una inversión de 850.000 euros, ha tramitado 276 adopciones, de las que 196 corresponden a perros y 80 a gatos. La buena noticia, según expresa la veterinaria, es que este año los canes clasificados como potencialmente peligrosos, a los que suele costar encontrarles un hogar por los requisitos exigidos, «están saliendo más».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión