Zaragoza
Suscríbete

carreteras

La DGA se compromete a que la reforma de la A-1504 llegue hasta Miedes

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, tras una reunión con los alcaldes del Perejiles ha detallado que "comenzamos ya la redacción del proyecto para adelantar la licitación y que las intervenciones sean de manera continuada". Satisfacción en la cabecera del valle ante la rectificación del Ejecutivo.

Los alcaldes conocieron el proyecto este míercoles, en Sediles.
Los alcaldes conocieron el proyecto en una reunión mantenida en Sediles.
MACIPE

La reforma de la carretera A-1504, que discurre por el valle del Perejiles, llegará finalmente hasta Miedes. Este compromiso lo ha asumido este jueves el Gobierno de Aragón tras una reunión con los alcaldes de los municipios unidos por este eje y después de que en mayo el plan de actuaciones anunciado por la Consejería de Vertebración del Territorio contemplase llegar en dos fases hasta Mara.

"Les hemos trasladado que comenzamos ya la redacción del proyecto de actuación para poder adelantar la licitación de las obras lo antes posible y que las intervenciones en esta carretera se hagan de manera continua", remarcaba el director General de Carreteras, Bizén Fuster, en un comunicado, donde se incide en que el compromiso es encargar el proyecto este mandato.

Asimismo, el área que encabeza Fuster puntualiza "el gran avance que suponen estas actuaciones puesto que no se habían emprendido desde 1994, cuando se redactó el primer proyecto". En el encuentro han participado representantes municipales de Calatayud, Sediles, Villalba de Perejil, Belmonte de Gracián, Mara, Orera, Ruesca, Miedes y Codos.

En mayo, Carreteras explicó que la primera actuación se desarrollará entre la N-II y el kilómetro 2,5 con una inversión superior al millón de euros y la previsión de iniciar las obras este mismo año y que finalicen en 2022. La siguiente actuación se desarrollará entre el kilómetro 2,5 y el 12,7, en el término municipal de Mara, para lo que se destinarán 6 millones de euros.

Desde el Ayuntamiento de Miedes, la concejal Pilar Hernández mostró su "satisfacción y alegría" por el cambio de criterio del Gobierno de Aragón. "Habíamos recogido más de 5.000 firmas, pero no ha hecho falta presentarlas, porque el departamento ha reconsiderado la situación y ha entendido que es algo necesario", reconocía.

Recuerda que en su localidad el primer plan se consideraba como "incompleto" y ahora puntualiza que todos los ediles han reivindicado que las mejoras sigan hasta otras localidades como Codos.

En detalle, la primera fase entre la N-II y el kilómetro 2,5 servirá para ensanchar la plataforma hasta los tres metros por carril y arcenes de un metro. Además, se realizarán rectificarán algunas curvas, se realizará una variante de 380 metro, se fijará un terraplén, y habrá mejora del drenaje, señalización horizontal y vertical, refuerzo del balizamiento y sistemas de contención, y la reposición de los servicios de riegos y telefonía.

Desde el 2,5 y hasta Mara también habrá una ampliación de la actual calzada hasta los seis metros de ancho, en una vía que hasta Belmonte cuenta con una intensidad media diaria de 1.453 vehículos y desde Belmonte a Mara pasa a 521. El objetivo es que este proyecto se pueda poner en marcha en el 2023 y servirá para mejorar el cruce de acceso a Myta y una mejora de las travesías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión