Zaragoza
Suscríbete por 1€

Muere una niña de año y medio tras caer por una ventana en el barrio Oliver de Zaragoza

El Grupo de Homicidios investiga qué familiares vigilaban a la menor y si incurrieron en alguna negligencia, pero no se ha producido ninguna detención.

Edificio donde cayó la niña
Edificio donde cayó la niña
Francisco Jiménez

Una niña de solo un año y medio murió este jueves como consecuencia de una caída desde un primer piso en el número 12 de la calle del Maestro Tellería, en el barrio Oliver de Zaragoza. La pequeña se desplomó en la tarde del miércoles por la ventana en circunstancias que la Policía Nacional trata ahora de aclarar por si hubiera que depurar algún tipo de responsabilidad penal. En cualquier caso, desde la Jefatura Superior de Aragón explicaron ayer que las pesquisas van a resultar bastante complejas y, por el momento, no se ha producido ninguna detención.

Según afirmaban este jueves algunos vecinos de la finca, cuando se produjo la fatal caída, la menor estaba al cuidado de sus abuelos, pero eso es algo que tendrá que confirmar también la Policía. Desde los pisos superiores se podían observar algunos juguetes y prendas infantiles en la terraza del 1º B. En un momento determinado, bien por un despiste o por una negligencia -las dos posibilidades que ahora mismo barajan los investigadores-, la pequeña se habría asomado a la calle desde la ventana de una de las habitaciones para acabar cayendo sobre la acera.

La altura de la caída -que no fue excesiva -algo más de tres metros-, pero la niña sufrió unas contusiones de extrema gravedad. Sus familiares, en lugar de avisar a los servicios de emergencia, decidieron llevarla por sus propios medios hasta el hospital universitario Miguel Servet, del que se la derivó al Infantil. El revuelo que se formó en la calle incluso llamó la atención de una patrulla de la Policía Local que había prestado servicio minutos antes en una zona cercana. Sin embargo, a la llegada de los agentes, la niña ya estaba camino del centro hospitalario, donde ingresó con un gravísimo traumatismo craneoencefálico y un cuadro clínico "de extrema gravedad".

Los facultativos de la unidad de cuidados intensivos se emplearon a fondo para salvar la vida de la menor, a la que se sometió a una operación. Finalmente, la pequeña no pudo superar las graves heridas derivadas del impacto contra el suelo y murió en torno alas 13.00 de este jueves en la uci del centro hospitalario, a cuyas puertas se congregaron en torno a una treintena de familiares en la tarde del miércoles. Esta improvisada concentración obligó a intervenir a la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional, que logró calmar los ánimos.

Se investiga quién la vigilaba

La calle del Maestro Tellería estaba tranquila durante la mañana. Los viandantes no fueron capaces de dar muchos detalles sobre los hechos, pero en lo que sí coincidieron varios de los vecinos es en que en la vivienda donde ocurrió el triste suceso vive, al menos, la abuela de la fallecida, que al parecer estaba al cargo de la menor junto a la madre.

La familia pasa desapercibida, a priori, en el edificio, propiedad de Zaragoza Vivienda y ubicado muy cerca del campo de fútbol municipal de La Camisera. Uno de los familiares se personó en el lugar y señaló de forma impetuosa a los periodistas, a los que invitó a marcharse, que lo que había ocurrido la tarde anterior no era más que "un accidente".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión