Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento de zaragoza

Polémica en Zaragoza por el minuto de silencio del Ayuntamiento por el parricidio

Ha generado protestas de la izquierda por no haberse pactado previamente y por entender que se equipara este crimen con los de violencia machista.

Pleno de este miércoles en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Pleno de este miércoles en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Javier Belver

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha guardado este miércoles un minuto de silencio por el homicidio de un vecino de La Almozara por su hijo, lo que ha generado protestas de la izquierda por no haberse pactado previamente y por entender que se equipara este crimen con los de violencia machista.

Como es tradicional, al inicio de la sesión plenaria se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género producidas en el último mes y por los fallecidos por la covid-19, a lo que el alcalde, Jorge Azcón, ha añadido en esta ocasión la víctima del parricidio de este martes en la ciudad.

Justo después, ha protestado la concejala de Podemos, Amparo Bella, por guardarse este minuto de silencio sin que hubiera acuerdo previo de la Junta de Portavoces.

A su juicio, estos minutos de silencio se guardan cuando son casos de violencia estructural, como la violencia machista, o por "grandes catástrofes", como la covid-19, por lo que ha solicitado una Junta de Portavoces extraordinaria.

Esta solicitud ha sido respaldada por el resto de portavoces de la izquierda, como la socialista Lola Ranera, quien ha apuntado que, "por higiene democrática", el alcalde debería haber explicado que este minuto de silencio se guardaba "de tapadillo" y sin consenso, ya que la mitad de los grupos municipales se opusieron.

El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, ha recalcado que la Junta de Portavoces no está para "darle satisfacción" a quienes apoyan al Gobierno, en referencia a Vox, que es quien propuso este minuto de silencio.

El alcalde, Jorge Azcón, ha apoyado la celebración de una Junta de Portavoces para avanzar en acuerdos, pero ha añadido que le llama "poderosamente la atención" esta posición, pues así no era como lo entendía la izquierda cuando gobernaban.

Ha recordado que la Junta de Portavoces tiene un carácter exclusivamente deliberativo y que no tiene capacidad de llegar a acuerdos.

En todo caso, ha considerado que "politizar cualquier tragedia es un error" y que no hay tragedias "de primera" y "de segunda", por lo que, mientras sea alcalde, la sensibilidad y las condolencias se expresarán "a cualquiera que sienta dolor".

La vicealcaldesa y portavoz de Cs, Sara Fernánez, ha remarcado que los minutos de silencio no se acuerdan en Junta de Portavoces, sino que los decide el equipo de gobierno, así como que hay que rechazar y evidenciar todo tipo de violencia.

Eso sí, ha respondido a Vox que la violencia "sí tiene género" en muchas ocasiones.

Este argumento, el de que "la violencia no tiene género", es el que ha defendido el portavoz de la formación de extrema derecha, Julio Calvo, quien ha asegurado que el término violencia "estructural" es una "licencia" que se permite la izquierda desde "su pretendida autoridad moral".

El enfrentamiento no ha terminado ahí y se ha prolongado durante el primer punto del orden del día, sobre el remanente negativo registrado en el ejercicio 2020.

La concejala de Podemos Amparo Bella ha lamentado la ruptura de consensos desde la llegada de Vox en materias como la violencia machista o el respeto a la diversidad.

En su opinión, lo que se está haciendo es "banalizar el mal que sostiene el fascismo, el machismo, el odio a la diversidad, a todas las personas diferentes y a las personas migrantes".

Julio Calvo ha respondido exigiendo que retire estas palabras bajo la amenaza de remitirlas a sus servicios jurídicos.

Ha agregado, sin citar expresamente a ningún concejal, que algún "idiota" ha llegado a decir que su formación niega el holocausto o incita al odio o a la homofobia y que no van a tolerar "ni una más", porque no critican a Vox, sino a la "caricatura" que tienen de ellos.

El edil de ZEC Alberto Cubero, quien esta semana compareció en los tribunales por una querella en la que Vox le acusaba de incitar a la violencia, ha subrayado que los calificativos de esta formación hacia él son "piropos".

"Que yo les cause repugnancia me indica que estoy en el camino correcto de la historia", ha remarcado Cubero, quien ha tildado a los representantes de Vox de "machistas", "racistas", "homófobos" y "ultraderecha". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión