Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Los vecinos de la calle Santiago Lapuente proponen soluciones ante la falta de plazas de aparcamiento por las obras

El cierre de la calle, situada en el barrio de Jesús, ha dejado a más de 80 vehículos sin poder utilizar sus garajes.

Obras en la calle Santiago Lapuente de Zaragoza
Obras en la calle Santiago Lapuente de Zaragoza
HA

La renovación de la calle Santiago Lapuente de Zaragoza era una obra muy esperada por los vecinos. Raúl Gascón, presidente de la Asociación de Vecinos Barrio de Jesús, expone que están “contentos, llevábamos muchos años detrás de ellas”. Esta supone la remodelación integral “de una de las peores calles del barrio”, explica, unos trabajos que, tras su licitación el pasado verano con un presupuesto de 300.000 euros, comenzaron hace un mes.

Desde la asociación vecinal comentan que el proyecto “salió a finales de 2018”, y que los trabajos comenzaron con retraso: “Deberían haber comenzado en septiembre de 2020”. Entienden que, como toda reforma, iba a generar “muchos inconvenientes, más por su complejidad”. Esta obra comprende el saneamiento integral de las tuberías, el cambio total del adoquinado de la vía y la renovación de la iluminación, para convertir la calle en un espacio de prioridad peatonal con área de juegos infantiles y zonas ajardinadas.

A pesar de entender las molestias ocasionadas por la remodelación, los vecinos se han visto en la situación de tener que aparcar “a 15 o 20 minutos de sus casas”, comenta Gascón. En esta calle hay tres garajes privados, que recogen en torno a “80 o 90 vehículos”. Cuando comenzaron las obras, el pasado 24 de mayo, el acceso a los garajes quedó cerrado, una situación que se prolongará hasta al menos finales del mes de julio. Además, en la cercana calle San Lázaro también se han colocados las casetas y aseos para los trabajadores, por lo que, según Gascón, han quedado inutilizables otras “10 o 12 plazas de aparcamiento”.

Por todo esto, los vecinos de esta calle solicitaron desde el primer día el uso de la explanada de la Estación del Norte. El presidente de la agrupación vecinal cuenta que “durante las Fiestas del Pilar y las festividades navideñas se permitía el acceso y aparcamiento”, igual que “cuando las subidas del río Ebro inundan los garajes subterráneos”. Comenta que desde la asociación han hablado con la Junta de Distrito, con los técnicos municipales y con la consejera de infraestructuras, vivienda y medio ambiente, Patricia Cavero. Con esta última se reunieron el pasado día 10 de mayo para volver a solicitar la apertura de la explanada para los vecinos afectados. Gascón expone que no consideran esta idea “descabellada”, ya que solo necesitarían “una autorización distintiva”. “Hemos tenido paciencia y vemos que, por lo que sea, no quieren ayudarnos. Los vecinos están muy cabreados”, añade.

Desde el Ayuntamiento explican que, desde el punto de vista técnico, “no sería recomendable utilizar la explanada de la Estación del Norte”. Para hacerlo, el acceso debería realizarse a través de un paso peatonal, lo cual “puede producir conflictos con los peatones y podría causar un accidente”. Además, no podría controlarse que solo los vecinos afectados sean quienes aparquen allí, puesto que no habría un control de acceso al solar.

En este momento, añaden, “el objetivo es que las reformas avancen al ritmo más rápido posible, para que los vecinos puedan acceder a sus garajes tan pronto como sea posible”. Y apuntan que ya se ha terminado con el alcantarillado y están realizando las acometidas de agua.

Un proyecto novedoso y personalizado, pero que llega con retraso

El proyecto es, según comenta Gascón, “muy novedoso”, ya que el arquitecto responsable ideó que la delantera de cada local fuera “a juego” con el tipo de negocio para “favorecer su acción comercial”. Por ejemplo, había una guardería infantil, por lo que se decidió poner unos juegos infantiles justo delante. El problema es que “al tardar tanto en comenzar”, hay varios negocios que ya han cambiado de función. Por ejemplo, un antiguo taller mecánico es ahora un restaurante. Sin embargo, no les ha dejado hacer ninguna modificación, aunque fuera pequeña.

Los vecinos reiteran que “quieren obras”, pero no entienden que no se les de soluciones tras un mes de peticiones y dos semanas después de una reunión con el Ayuntamiento para tratar el tema del aparcamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión