Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El tramo urbano del Canal Imperial en Zaragoza también registra baños y saltos pese a su peligrosidad

Los vecinos de Valdefierro localizan tres puntos en los que los jóvenes se zambullen "todas las tardes de calor". Policía y Guardia Civil redoblarán la vigilancia tras el ahogamiento de un niño.

Carmen señala una plataforma de Valdefierro desde la que los jóvenes se lanzan al cauce
Carmen señala una plataforma de Valdefierro desde la que los jóvenes se lanzan al cauce
Guillermo Mestre

La prohibición expresa de baño en todo el cauce del Canal Imperial no frena, ni por asomo, las inmersiones. Son, de hecho, más comunes de lo que cabría imaginar, sobre todo en el medio rural, donde resulta sencillo encontrar un espacio discreto en el que refrescarse lejos de miradas y comentarios sobre su peligrosidad. Una amenaza sobre la que se ha vuelto a poner el foco tras la muerte el pasado domingo de Abdessamad, el menor de 13 años ahogado en el término municipal de Gallur tras zambullirse en la infraestructura hídrica.

Pero el uso del Canal como un lugar de recreo no es exclusivo de las localidades pequeñas y medianas. También en el largo tramo que atraviesa la capital aragonesa se incurre en esta irregularidad y se registran chapuzones, sobre todo en zonas muy concretas de la ciudad. Tres de esos puntos se acotan en poco más de 700 metros del barrio de Valdefierro. Los vecinos del distrito tienen más que ‘fichados’ a "varios chavales que, desde que llega el calor en mayo y hasta las fiestas del Pilar, cuando ya viene el mal tiempo, se pasan las tardes saltando al agua una y otra vez". Así se explaya Juliana Algaba, presidente de la asociación de vecinos Aldebarán.

Los chicos y chicas -mayoritariamente los primeros- utilizan de forma prioritaria el embarcadero ubicado frente a la calle Centauro. Los jóvenes, de edades comprendidas "entre los 12 y los 25 años", matiza Algaba, utilizan el propio tejado del embarcadero como trampolín para ganar metros y lograr un salto de mayor ‘mérito’. "Me da auténtico pánico verlos. Lo cierto es que llevan muchos años haciéndolo, incluso de noche, y no son conscientes del peligro al que se enfrentan. El fondo del canal está lleno de fiemo, de algas, de basura de todo tipo", matiza la representante vecinal, quien lamenta que los chavales, "que proceden de todo tipo de familias", hacen caso omiso cuando se les alerta del peligro: "Se revuelven y se nos encaran, no prestan ninguna atención a lo que les indicamos con toda nuestra buena voluntad. También se lo hemos trasladado a algunos de sus padres y a la Policía, que se ha acercado varias veces para vigilar".

Las otras dos localizaciones fetiche para los saltadores son las pasarelas más cercanas al embarcadero. Una de ellas se encuentra junto al campin municipal y la otra, frente a unos huertos urbanos. "Los veo cada día cuando salgo a pasear lanzándose al agua. También los veo por la noche desde el salón. Algún día ocurrirá una desgracia porque no tienen ningún talento", contaba a las puertas de su domicilio Elena, una vecina con vistas privilegiadas a una de las plataformas que cruzan el cauce.

Precisamente en una de estas se colocó hace unas semanas un viejo sofá de dos plazas en el que los jóvenes pasan el rato entre salto y salto. "Aunque lo más habitual, en cualquier caso, es que se suban y se lancen desde el embarcadero", matiza Carmen, paseante habitual de la zona junto a su perro. Ambos han visto lanzar y sacar del cauce "de todo, desde bicicletas de alquiler hasta carritos de la compra". Esta vecina observa cómo "los jóvenes se tiran al agua con ropa y todo, sin desvestirse, y luego incluso se deshacen de sus calcetines y los dejan tirados por la zona". Una práctica que constata Constantin, otro residente de Valdefierro, quien indica que "por las noches, además, beben alcohol", lo que incrementaría esa peligrosidad.

Más vigilancia policial

Fuentes oficiales de la Policía Local confirmaron que tienen constancia de este tipo de hechos, por los que han tenido que actuar en alguna ocasión, también "recientemente". Esta labor se verá reforzada durante todo el verano por la Policía Nacional en el tramo urbano, así como por la Guardia Civil fuera del término municipal de Zaragoza, como así acordaron en una primera reunión con Delegación del Gobierno en Aragón. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión