Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Capotes y muletas en el Parque Grande de Zaragoza

Durante el mes de junio los alumnos del el Centro de Tauromaquias de Aragón (CETA) ocupan algunos espacios del parque como improvisadas aulas de toreo de salón.

Toreo de salón, en el Parque Grande.

Este mes de junio el parque Grande José Antonio Labordeta se transforma en una improvisada plaza de toros donde personas de todas las edades practican algo poco habitual en nuestras calles y espacios al aire libre: toreo de salón. 

Una disciplina que permite conocer los ‘trastos’ de torear y simular la experiencia ante un toro, eso sí, en un entorno seguro. Se trata de una de las actividades programadas por la escuela de tauromaquias ‘Mar de nubes’, del Centro de Tauromaquias de Aragón (CETA).

Fueron ellos los descubridores de este rincón al aire libre en el que, en un mismo instante, se mezclan clases de zumba con runners y ciclistas, al tiempo que principiantes y aficionados hacen sus pinitos con el capote. Una escena que no deja a nadie indiferente, y mucho menos a los turistas que, tras un año y medio desde el inicio de la pandemia, regresan a la ciudad a conocer parte de sus secretos y, por qué no, dejarse sorprender por escenas como esta.

Imanol Sánchez, durante una clase de toreo en el Parque Grande.
Imanol Sánchez, durante una clase de toreo en el Parque Grande.
C.I.

Y este era precisamente el objetivo con el que se puso en marcha esta iniciativa. “La escuela nace en 2015 para tratar de normalizar la tauromaquia en Aragón y permitir a la gente vivir esta pasión como cualquier otra”, admite Miguel Cuartero, director de la escuela. Empezaron tan solo 7 personas. Hoy son más de 60 alumnos divididos en tres grupos -entre la escuela taurina, el grupo de toreo y el de aficionados- y cuentan con más de 200 asociados.

“Elegimos este lugar porque está recogido y es un espacio muy tranquilo. Nos permite dar a conocer esta tradición, desde el respeto, y llamar la atención de quienes pasan por aquí”, explica. Sin ir más lejos, unos días antes de la entrevista un grupo de turistas procedentes de China no dudaron en tomar fotografías y animarlos al grito de “¡Olé!”. “Para nosotros es muy emocionante, es nuestro objetivo, la de torero es una profesión en la que la vocación y la pasión son imprescindibles. Al fin y al cabo, es parte de nuestra cultura”, asevera Cuartero.

Clases de toreo de salón.
Clases de toreo de salón.
C.I.

Y no es para menos pues esta disciplina tiene unos niveles de exigencia verdaderamente altos. “Hablamos de jornadas de entrenamiento de ocho y diez horas, de una gran fortaleza mental y de prepararse para una carrera en la que nadie puede prometerte nunca que vayas a llegar a ningún lado”, relata el novillero.

Adaptarse a tiempos de pandemia: Escuela taurina ‘2.0’

Por eso, en esta escuela que también se ha visto obligada a dar un giro a su actividad, adaptándose a las clases de toreo ‘online’, ofreciendo charlas y conferencias y aprendiendo a practicar en casa. “Ha sido un año y pico complicado, preparábamos teoría en PDF y, a través de videoconferencias, impartíamos las clases prácticas. Teníamos ganas de volver a esto”, reconoce Cuartero.

Entre los asistentes al curso de toreo de salón hay perfiles de lo más dispares. Desde Javier Lapresa (60), vecino de Zaragoza capital y parte de la escuela de aficionados, que sueña con convertirse “en el mejor aficionado”: “En mi casa se veían corridas de toros desde que solo había dos cadenas. He ido siempre a las plazas a disfrutarlo en directo, pero quería saber más para comprender lo que ocurre y poder disfrutar de la experiencia de manera completa”.

En la clase también se encuentra Diego Olid quien, a sus 5 años, cuenta con orgullo que acaba de debutar frente a un becerro en Quinto de Ebro. “De mayor quiero ser torero, no me da miedo”, asegura, luciendo su capote en miniatura, regalo de cumpleaños que recibió hace apenas dos meses. “Lo lleva en la sangre, su abuelo era novillero, Juan Triana, y es algo que en casa se ha visto mucho”, afirma su madre, que explica que lo único a lo que aspira es a que su hijo sea feliz, haciendo lo que él quiera hacer.

Miguel Cuartero, director de la escuela de tauromaquia Mar de Nubes
Miguel Cuartero, director de la escuela de tauromaquia Mar de Nubes.
C.I.

Un arte incomprendido

Un par de veces a la semana, habitualmente martes y jueves, los jóvenes aspirantes se esmeran a la hora de perfeccionar su técnica. En ocasiones tienen la suerte de compartir ruedo con toreros profesionales que suelen pasarse por allí para entrenar con ellos. Es el caso de Imanol Sánchez. “Nos nutrimos mutuamente, ellos me dan energías renovadas y me transmiten su ilusión y yo trato de enseñarles todo lo que he aprendido durante estos años de carrera”, admite el diestro.

Como la mayoría de los presentes, también este zaragozano soñó con ponerse un traje de luces cuando tan solo era un niño. “Estábamos en Pamplona y vimos salir a un torero a hombros. Ese día le dije a mi madre que quería ser como él. En aquel momento no se lo tomó muy en serio”, rememora. Y es que, como explican, decantarse por esta profesión supone hipotecar tu vida por un sueño que tal vez no llegue a cumplirse nunca. “La incertidumbre forma parte de tu día a día. Te preparas, entrenas como un deportista de élite, haces todo lo que haces para esto e incluso te juegas la vida. Y aún con todo, lo que me aporta es incalculable”, confiesa.

Porque para él, el toreo es un arte. “Yo me expreso toreando, como cualquier artista. La diferencia es que un pintor o un escultor pueden empezar de nuevo si se equivocan. Nos lo jugamos todo en 15 minutos durante los que podemos dejar una huella imborrable en la retina del aficionado”, resume. Sin embargo, el torero recuerda que la pandemia también se ha cebado con este sector, una realidad sobre la que no se ha hablado lo suficiente: “En Aragón hay 55 ganaderías y unas 650 personas viven directamente de ello, sin contar al resto de profesionales. Estamos atravesando una situación crítica, pero con ganas de recuperar la normalidad y regresar a las plazas”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión