Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

accidentes de tráfico

El pastor de Pinseque que ha perdido 18 ovejas atropelladas: "Iba a tanta velocidad que a lo que me vio, ya estaba encima"

Roberto Lorente, que salió ileso del accidente ocurrido este martes por la noche en la CP-25, donde perdió a parte de su rebaño, pide a las autoridades señalizar este tramo para hacer más seguro el paso con ganado. 

Una imagen del accidente ocurrido este martes en la carretera comarcal que va de Alagón a Cabañas de Ebro.
Una imagen del accidente ocurrido este martes en la carretera comarcal que va de Alagón a Cabañas de Ebro.
HA

Todavía muy afectado por lo ocurrido, Roberto Lorente, el ganadero zaragozano que este martes por la noche perdió a 18 ovejas en un accidente en la CP-25, la carretera comarcal que discurre entre Alagón y Cabañas de Ebro, cuenta que el conductor del vehículo que se llevó por delante a parte de su rebaño circulaba "a tanta velocidad" que a lo que se percató de que cruzaban, ya lo tenían encima. 

"Yo el coche lo vi venir, pero él a mí no me vio o se despistó, porque le hice señas y no frenó. A lo que se percató, ya se me había metido encima de las ovejas. No se oyó ni chillido de ruedas ni nada... Se empotró directamente contra ellas", relata este ganadero, que cruzaba con su rebaño de 550 ovejas esta carretera cuando se vio sorprendido por un coche que, a su juicio, circulaba a más velocidad de la permitida en este punto, donde él cruzaba la carretera de vuelta minutos antes de las diez de la noche. 

Varias ovejas quedaron debajo del coche accidentado
Varias ovejas quedaron debajo del coche accidentado
HA

Según señala, aunque de normal tiene siempre el ganado suelto en los campos de Alagón, ahora llevaba ya "ocho o diez días" yendo a pastar por esa zona de Cabañas de Ebro, a la que no suele ir mucho salvo que las circunstancias, como ha sido el caso, le obliguen. "Voy a temporadas sueltas porque ya he tenido algún susto. Es una carretera que tiene curvas, pero justo antes de este punto hay una recta y los coches que te cruzas van a toda pastilla. Cuando vino la Guardia Civil de Tráfico me preguntó si no era el del año pasado... Por aquí pillaron ya a otro mozo, pero el golpe no fue tanto o le cogieron con menos ganado", indica este pastor de Pinseque.

Este martes, a causa de las numerosas afecciones que está causándole la mosca negra a su rebaño, Roberto Lorente había elegido cambiar de pastos y llevarlas a un corral más alejado del río, para la tranquilidad de sus ovejas. Iba con 550 cabezas de ganado, y estima que han muerto unas 18 a consecuencia del golpe, que se produjo cuando se disponía a salir del cruce de Cabañas para coger un camino que hay a "unos 300 o 400 metros" de esa carretera comarcal. 

"Yo vivo en Pinseque y el ganado lo suelo tener en Alagón. Estos días atrás estaba pastando allí, pero debido a que hay mucha mosca negra y son campos que están cerca del río, me las llevaba a un corral que está a las afueras de Cabañas, porque de las picaduras que les provocan se ponen tan nerviosas las ovejas que no las puedes dejar sueltas. Tienen el mismo estrés que si tuvieran un enjambre de abejas encima -reitera-. Lo único que quieren es escapar y tiran la cerca. Por eso, aun a sabiendas de que era peligroso cruzar este tramo, como había pasado ya otras veces con ellas, decidí hacerlo... Ahora por resolver un problema, me he creado otro huyendo de la mosca negra", lamenta este pastor, que estima en más de 3.000 euros las pérdidas sufridas en el atropello.

Una imagen de las ovejas muertas, cuando fueron retiradas del lugar del accidente.
Una imagen de las ovejas muertas, cuando fueron retiradas del lugar del accidente.
HA

Para prevenir futuros accidentes, dado que en la zona -comenta- es habitual el "exceso de velocidad" por parte de algunos conductores, Lorente insta a las autoridades a señalizar este tramo para advertir del posible paso de ganado. "Esta zona, entre carreteras y vías del tren, es muy complicada para los que vivimos de esto... Pienso que podrían poner un aviso para que la gente no fuera tan rápido. Es una carretera de 90, pero la gente aquí va a todo lo que puede... Justamente donde me las pilló a mí está el límite de 70 para advertir del cruce que entra a Cabañas, pero el coche iría a 110 o 120 en esa recta", cavila este pastor, que no tenía asegurado el ganado. 

"Hoy ya he estado hablando con varias compañías para hacérmelo, porque aunque te pase una vez cada diez años... esta zona es complicada. Estamos en una maraña de carreteras y vías que hacen que valga la pena tenerlo", dice resignado.

A quienes circulan a diario en coche por esta carretera, este pastor pide también tener "un poco de paciencia" y más "prudencia" en la conducción, ya que a falta de señales que adviertan sobre el paso de ganado, no queda otra que ir con cuidado.

"Como mucho a mí me puede costar 4 o 5 minutos cruzar, pero hay gente que se te pone de frente y aunque sea medio minuto les estorba. En el Pirineo es diferente -reflexiona-. La gente se las queda mirando y a lo mejor como van de vacaciones y tienen tiempo, si se cruzan con vacas u ovejas se lo toman de otra forma. Aquí como van a trabajar, a comprar y con prisa todo el mundo... solo molestas. La Guardia Civil ya me dijo que les llamara si hacía falta y me ayudarían a cruzar, pero si paso por la mañana y por la tarde dos veces al día tampoco los voy a estar llamando a todas horas... Otras veces los llamo porque según qué carreteras no las puedes cruzar solo que hay mucho tráfico, pero en esa que es comarcal, aunque pasan coches, llevo cuatro o cinco años viniendo a temporadas y nunca me había ocurrido esto", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión