Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

verano

Repunte de atenciones por picadura de mosca negra, que se ceba también con las mascotas en Zaragoza

Para prevenir afecciones, farmacéuticos y veterinarios aconsejan el uso de repelentes, así como llevar prendas que cubran las extremidades si se sale a pasear por la ribera y otros tramos urbanos donde anida este insecto. 

Dos mascotas acribilladas por la mosca negra la semana pasada en la Gran Vía de Zaragoza.
Dos mascotas acribilladas por la mosca negra la semana pasada en la Gran Vía de Zaragoza.
J. M.

La subida de las temperaturas y el buen tiempo, que ha llenado de gente los parques y zonas verdes de Zaragoza, ha traido también de vuelta a la capital aragonesa a la odiada protagonista de la ribera del Ebro, la mosca negra.

Según indican desde el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, en las últimas semanas se ha producido un "repunte considerable" de atenciones y consultas en las oficinas de farmacia a causa de la dolorosa picadura que provoca este insecto, y que suele causar reacciones importantes en pacientes alérgicos. "Hemos empezado a ver casos hará unos siete o diez días, sobre todo en zonas que están cerca de los ríos, allá donde hay abundante vegetación. La mayoría vienen con picaduras en los tobillos y piden algo que les quite el dolor y la sensación de ardor. Nosotros les aconsejamos siempre lavar la zona con agua y jabón y añadir después un antiséptico para que no se les infecte. Es importante también no rascarse, porque favorece la infección de la herida, y aplicar una pomada o gel que les alivie el picor. Si son alérgicos, hay que derivarlos a centro médico. Hace unos días tuvimos que derivar a uno porque nos comentó que era alérgico a las picaduras y la llevaba muy inflamada, y en estos casos puede dar algo de fiebre", señala la farmacéutica Margot Roig, vocal del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza y titular de una botica en María de Huerva.

Me ha picado una mosca negra, ¿cómo debo actuar?

Más allá de la ribera, donde suele ser "habitual" que se produzcan este tipo de afecciones en los meses de verano, varios zaragozanos han podido constatar también estos días la presencia de mosca negra en pleno centro de Zaragoza, tras sufrir tanto ellos como sus mascotas varias picaduras mientras paseaban a sus perros por la Gran Vía. "Ayer (por el pasado jueves) le picaron en pleno centro a mis mascotas 50 moscas negras: al macho lo acribillaron en el braguero; y a la hembra, en el ojo. Lo comentamos con otros usuarios de perros porque no se podía estar y la gente se iba quejando. Es una pena que este año, que tiene que ser el resurgir de la ciudad, no podamos salir a disfrutar de los parques o de los jardines por esto", lamenta Jesús Martín, un vecino del Centro que pese a tomar precauciones antes de salir de casa asegura haber sufrido las molestias de esta plaga. "Lo primero que hago al llegar el verano es ponerles las vacunas y protegerlos con un líquido para el braguero, pero aún así se los comen vivos como no se lo extiendas bien", advierte este zaragozano, que al ser alérgico a la picadura, sale también de casa protegido con repelente y camiseta de manga larga. 

"La mosca negra vuela mucho y lo habitual para ella en Zaragoza es que pique a dos, tres y hasta cuatro kilómetros alejados del río"

Aunque la presencia de mosca negra es más habitual en zonas donde haya agua, generalmente cerca de los ríos, el veterinario Javier Lucientes, catedrático de parasitología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza reconoce que no es "raro" encontrarla también en zonas urbanas. "Nosotros hemos visto mucha incidencia en rebaños de oveja de Pina de Ebro y en La Cartuja, donde los animales se esconden y se pegan sobre la tierra porque no quieren que les pique la mosca negra, por la cantidad de heridas que les provoca. Por lo general, es más difícil que a una persona en la Gran Vía le vayan a picar igual que a una oveja que está viviendo a diez o quince metros de la orilla, pero eso no quita que pueda pasar. La mosca negra vuela mucho y lo habitual para ella en Zaragoza es que pique a dos, tres y hasta cuatro kilómetros alejados del río. Vuelan normalmente estas distancias para buscar alguna presa a la que chuparle la sangre y luego se vuelven al río", explica este veterinario. 

Para prevenir la picadura, los expertos aconsejan siempre salir a la calle bien preparados: usar repelente y llevar en la medida de lo posible pantalón largo o camisetas de colores claros. Recuerdan también que en menores de dos años no está permitido el uso de estos productos químicos y aconsejan a los padres no acercarse con ellos a estas zonas o, en caso de hacerlo, llevarlos bien protegidos. "Lo mejor en estos casos es ponerles una malla o una mosquitera en el carrito, aunque simplemente con que lleven ropita que les proteja brazos y piernas valdría. Otro remedio que a mí me funciona es usar crema hidratante a base de citronela o limonella. Si no se mueven mucho y se lo quitan, con este tipo de cremas bien extendidas tampoco hay riesgo de que les piquen, aunque habría que aplicarlas cada dos horas si se va a estar al sol o se suda", indica Lucientes. 

De cara al inicio de la temporada de verano, los farmacéuticos hacen hincapié también en este punto a la hora de usar repelentes antimosquitos en el caso de los adultos. "Si se van a echar una crema solar, deberían aplicarse primero la crema solar y a los 30 minutos el repelente, porque si no se anula el efecto. Y a la hora de aplicar el repelente hay que lavarse las manos antes y después de la aplicación. Por eso, lo ideal es dárselo en casa, antes de salir, y nunca sobre heridas ni en zonas donde haya rasguños o zonas irritadas", apostilla, por su parte, la farmacéutica Margor Roig.

"Se ve pero no de una forma masiva"

En las consultas de Atención Primaria, la doctora Belén Lomba, médica del centro de salud de Utebo, asegura que están empezando a ver estos días atenciones por picaduras de mosca negra, aunque "no de una forma masiva" como otros años.

"En mi caso, estos días de guardia no ha sido una consulta excesiva, pero no digo que no lo sea en unos días cuando haga más calor y empiece la temporada de piscinas...", puntualiza esta doctora, que insta en especial a los pacientes alérgicos a estar prevenidos y también a proteger a los niños de cara los campamentos de verano que se organizan en la ciudad y sus alrededores. "La mosca negra, aunque es más pequeña de lo normal, produce una mordedura con un edema y una inflamación importante. De primeras es conveniente poner hielo y antiinflamatorio tópico, y hay que estar muy atentos en el caso de los niños. Sobre todo, si se va a hacer una excursión por zonas de río, es mejor que lleven pantalón largo, aunque sea fino, porque estos insectos vuelan bajo y atacan sobre todo a las extremidades que están expuestas", concluye esta doctora.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión