Despliega el menú
Zaragoza

Unanimidad para que la Gran Vía sea "de Don Santiago Ramón y Cajal"

La propuesta de PP y Ciudadanos ha sido aprobada por unanimidad y parte de una iniciativa popular para honrar la memoria del célebre científico y médico, premio Nobel de Medicina en 1906, que creció en Aragón y estudió en la Universidad de Zaragoza.

Vista del paseo de la Gran Vía, en marzo de 2020.
Vista del paseo de la Gran Vía, en marzo de 2020.
Guillermo Mestre

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este viernes por unanimidad una moción para iniciar los trámites para que la Gran Vía de Zaragoza, que une Plaza Paraíso con Paseo Fernando el Católico, pase a denominarse Gran Vía de Don Santiago Ramón y Cajal.

La propuesta, presentada conjuntamente por PP y Ciudadanos, parte de una iniciativa popular para honrar la memoria del célebre científico y médico, premio Nobel de Medicina en 1906, que creció en Aragón y estudió en la Universidad de Zaragoza.

En la exposición de la moción, la vicealcaldesa y consejera de Cultura, Sara Fernández, ha indicado que la intención del Consistorio es hacer coincidir la nueva denominación de la vía con el 170 aniversario de su nacimiento, que se celebrará el año que viene.

Para Fernández (Ciudadanos), en Aragón todavía tenemos "una deuda pendiente" con la figura del único Premio Nobel de Ciencias que ha tenido España y fundador de la neurociencia moderna, y es el momento de "devolverle el amor que profesaba por Zaragoza".

Y para recordar el arraigo de Ramón y Cajal a la capital aragonesa ha leído el fragmento de una carta que publicó en el periódico "El Noticiero": "Zaragoza es algo mío, muy íntimo, que llevo embebido en mi corazón y en mi espíritu y palpita en mi carácter y en mis actos".

Su compañera de corporación María Navarro (PP) ha ahondado en la idea de que Ramón y Cajal no solo fue un científico extraordinario, sino también un hombre polifacético y con su vocación de ayudar siempre, lo que le llevó a ejercer como médico militar y más tarde como docente, al obtener su cátedra con solo 25 años.

Desde los grupos municipales, todos han aplaudido traer al pleno esta iniciativa popular, algo que hace que la nueva denominación no tenga que pasar por el proceso habitual y se agilice el trámite.

Aunque algunos grupos han aprovechado su turno de palabra para mostrar su disconformidad con los nombres de otras calles.

Desde Vox, Carmen Rouco ha pedido cumplir una moción que se aprobó en el Pleno y quitar el nombre de Che Guevara a su calle, al ser este un "asesino y psicópata".

El portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, le ha reprochado tener una "enfermiza obsesión" con la calle Che Guevara y ha argumentado que esa moción no fue apoyada por unanimidad, sino por mayoría simple.

Por su parte, Carlos Barrachina (PSOE) ha pedido que la misma agilidad para cambiar el nombre de la Gran Vía se tenga para "desterrar" los nombres de antiguos colaboradores del régimen franquista de la ciudad.

Barrachina también ha pedido dignificar el entorno de la ya existente calle Ramón y Cajal, en condiciones mejorables de "salubridad, limpieza y acondicionamiento", al igual que sus vías cercanas también dedicadas a aragoneses ilustres, Ramón Pignatelli y Conde Aranda.

Una calle, la Ramón y Cajal, en la que Pedro Santisteve (ZeC) también ha esperado que se planifique algo en el 170 aniversario, con independencia de que se renombre la Gran Vía.

Etiquetas
Comentarios