Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Zaragoza inicia un proyecto piloto para controlar la calidad del aire en comercios

El IISA realizará una auditoría de cada local, donde instalará un sistema de medición de CO2 que monitorizarán en tiempo real.

Zaragoza inicia un proyecto piloto para controlar la calidad del aire en comercios.
Zaragoza inicia un proyecto piloto para controlar la calidad del aire en comercios.
Ayto. Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha impulsado un proyecto piloto para monitorizar la calidad del aire en unos 40 locales de comercio, restauración y servicios de la ciudad, que desarrollarán la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios (ECOS) y el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IISA).

Con este proyecto, el IISA realizará una auditoría de cada local, donde instalará un sistema de medición de CO2 que monitorizarán en tiempo real.

Así, si en algún momento se acerca a un nivel peligroso, avisarán al empresario para que tome las medidas oportunas, ha explicado la consejera municipal de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte.

"Estamos viendo la luz al final el túnel gracias a la ciencia", ha remarcado Herrarte, quien ha recalcado que "la ciencia nos ha dicho que hay un cambio de paradigma" y que la "nueva normalidad" va a incorporar el control de la calidad del aire que respiramos de la misma manera que se pasó a potabilizar el agua que se consumía.

En este sentido, ha vuelto a reclamar al Gobierno autonómico que regule la calidad del aire en los locales para que estos operen con "un mínimo de seguridad jurídica" y ha confiado en que Aragón no sea la comunidad número 17 en regular, después de que ya hayan empezado Baleares, Galicia y Navarra.

El presidente de ECOS, José Antonio Pueyo, ha declarado que este proyecto ofrecerá a los consumidores una mayor garantía para sus compras y evitará también riesgos a los propios comerciantes y sus trabajadores.

Se ha mostrado convencido de que va a suponer "un antes y un después" a la hora de poner en práctica medidas innovadoras y de que saldrán conclusiones positivas de los primeros ensayos.

Desde el IISA, el investigador Alberto Schuhmacher ha subrayado que la covid-19 ha puesto en evidencia que no prestábamos la atención necesaria a la calidad del aire que respiramos.

De este modo, ha reiterado que, a las medidas clásicas de mantener distancias o de extremar la higiene de manos, hay que añadir otras adiciones como la renovación del aire.

Ha explicado que medir los aerosoles es complicado técnicamente, pero que hacerlo con el nivel de CO2 es sencillo y ambas concentraciones están relacionadas.

Los 40 locales han sido seleccionados para tener una caracterización de los distintos tipos de espacios, ya que la afluencia no es la misma en una floristería, en una librería o en un restaurante, ha indicado Schuhmacher.

El IISA va a hacer un seguimiento durante un largo periodo de tiempo para analizar toda la casuística y, con ello, tener suficientes datos para implementarlo en todos los comercios. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión