Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ocio

Un ‘escape room’ con las calles de Zaragoza como tablero

Con mensajes en el teléfono móvil y actores que facilitan pistas, tres jóvenes zaragozanos han adaptado al entorno urbano el juego de resolver misterios que solía hacerse en salas cerradas.

Blesa, Escribano y Giménez, ayer junto a la estatua de César Augusto.
Blesa, Escribano y Giménez, ayer junto a la estatua de César Augusto.
Oliver Duch

“La idea surgió hace unos meses cuando un grupo de seis amigos quisimos participar en un ‘escape room’ tradicional, de sala cerrada, y no pudimos hacerlo porque con las restricciones de aforo por la pandemia no podíamos reunirnos tantos. Estuvimos mirando y en Zaragoza no había ningún ‘escape room urbano’, así que nos liamos la manta a la cabeza”. Joshua Escribano y otros dos amigos, Miguel Giménez y Cristian Blesa, pusieron en marcha en apenas un par de meses The Hunt Zaragoza, una pequeña empresa a través de la que ofrecen varios juegos con los que seguir pistas, cruzarse con actores caracterizados y resolver misterios por la ciudad.

De momento, cuentan con dos propuestas temáticas -una dedicada a Sherlock Holmes y otra, a la Hispania romana- pero ya preparan un tercer juego centrado en Los Sitios, Goya y el patrimonio zaragozano e, incluso, llevan en mente poder hacer alguna oferta más infantil. “La acogida en las escasas semanas que llevamos en funcionamiento ha sido excepcional. Funciona el boca oreja, los vídeos de presentación en la web y la respuesta de los participantes siempre muy positiva”, explican los creadores de esta fórmula que no esperaban un éxito tan inmediato.

Un 'escape room' con las calles de Zaragoza como tablero

El planteamiento es sencillo: los participantes reciben en el teléfono móvil la trama del misterio que han de desvelar y algunos detalles de cómo ha de desarrollarse la investigación. Después, se concentran los participantes en la plaza de San Miguel (en el juego de Moriarty) o en la plaza de San Bruno (el de César Augusto) para tratar de resolver el caso “encontrando objetos escondidos, interactuando con viandantes o, incluso, preguntando en locales que tenemos compinchados”, explica Escribano.

Las actividades están pensadas para grupos
de seis personas y suelen durar dos horas

Los tres creadores de los misterios han tenido que tirar de imaginación e ingenio porque a cielo abierto es difícil hacer pruebas con candados o dobles fondos como sucede en los ‘escape room’ al uso. “Intentamos echar mano de criptex (combinaciones secretas de números) e interactuamos con los participantes: contamos con gente que se disfraza y se traslada a la época del juego. En otras ciudades, como en Madrid, ya existían los ‘escape rooms’ urbanos pero la queja era siempre que resultaban fríos, que ibas atando cabos pero no había mucha parte lúdica en la intriga”, cuentan. A Blesa, Giménez y Escribano en más de una ocasión les ha tocado enfundarse la coraza o empuñar el 'gladius', pero no sienten ningún tipo de miedo escénico: “Quizá el primer día algo de vergüenza, pero enseguida se coge rodaje y te acostumbras. Además, los participantes lo ponen fácil, se desarrolla todo en un ambiente de confianza”.

Una de las partes más exigentes pero menos vistosas de los ‘escapes’ es preparar la historia, la narrativa, el guión de trabajo que hay detrás de cada misterio. “Nos gusta investigar. Dos de nosotros estudiamos Historia y tratamos de ser fieles a los textos de acontecimientos que sucedieron y al hacer su puesta en escena”. En el caso de la Zaragoza romana, “queríamos hacer algo real, vinculado con esta tierra, aunque hubiera sucedido hace casi dos mil años”. Así, cuentan cómo el emperador Constantino III mandó a uno de sus más fieles generales, Geroncio, a gobernar Hispania, pero éete le traicionó para vender la península a suevos, alanos y vándalos. “En Cesaraugusta han trazado una ruta oculta para dar con el traidor, pero necesitamos de intrépidos guerreros que consigan impartir justicia”, arenga el relato previo al juego, que advierte a los participantes de que “el futuro de Hispania está en vuestras manos”.

Aspecto de la web que muestra la aventura romana.
Aspecto de la web que muestra la aventura romana.
Heraldo

En la otra modalidad, la de Sherlock, una serie de crímenes causa estragos en Zaragoza y el popular detective ha sido secuestrado mientras investigaba a orillas del Ebro. Un enigmático sobre con unas iniciales es el germen para comenzar la aventura. “Para nuestra generación los referentes del misterio son Sherlock y novelas como ‘El código Da Vinci’, por eso también decimos aquello de que ‘la ciudad es tu tablero’ y los vídeos promocionales imitan de algún modo a la película que se hizo del libro”.

“Los juegos están pensados para un mínimo de dos y un máximo de seis jugadores. Si vienen grupos más grandes ofrecemos la modalidad de ‘batalla’, es decir, dividirlos en dos equipos y que uno se enfrente a las pruebas quince minutos antes que el otro para fomentar así la rivalidad”. Más o menos se invierten dos horas en completar cada uno de los juegos (el récord está en una hora y 49 minutos) y, aunque una vez hechos se conocen ya los trucos y las trampas, “a veces, en función de las decisiones que tomas la aventura puede ir por un lado o por otro, pero los recursos sí son los mismos”.

En un mes de funcionamiento, en The Hunt ya han atendido a más de 50 equipos de jugadores

Cuando los jóvenes de The Hunt pusieron en marcha su proyecto contactaron con la Policía Local y con el área de Servicios Públicos para ver si precisaban de alguna autorización especial. “Al ser grupos reducidos podemos hacerlo sin problema. Sí es cierto que si llegáramos a reunir a equipos de más de veinte personas tendríamos que gestionar permisos por la ocupación del espacio público”, explican. Es una posibilidad que no descartan porque su súbito éxito les hace seguir abriendo frentes. “En Zaragoza solo había una empresa que hacía algo parecido pero para grupos muy grandes. Nosotros ahora estamos recabando el interés de empresas para desarrollar nuevos juegos e, incluso, de pueblos nos han llamado para ver cómo podría adaptarse la actividad”.

También les han llegado a preguntar si podían hacer algún juego para cumpleaños de niños y les parece increíble este crecimiento exponencial. “Si nos llegan a decir hace un mes que íbamos a atender a 50 equipos en las primeras semanas y que no íbamos a parar de recibir reservas, no nos lo hubiéramos creído”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión