Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

#YoComproEnAragón

zaragoza

Doscientos metros de persianas bajadas

Los pocos comercios que quedan en pie en la calle de Germana de Foix, donde los locales vacíos casi alcanzan la decena, ven con buenos ojos la medida de Urbanismo

LOCALES VACIOS ( ZARAGOZA ) / EL AYUNTAMIENTO APRUEBA QUE SE USEN COMO VIVIENDA / 24/02/2021 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
La calle de Germana de Foix, en el Arrabal, tiene más locales vacíos que ocupados.
Oliver Duch

Persianas bajadas, cristales casi opacos y carteles descoloridos que en su día anunciaban un negocio que hace tiempo dejó de ser próspero. Los locales vacíos han proliferado por todos los rincones de la ciudad. Tanto en las calles más periféricas como en las puramente comerciales, se han convertido en parte indiscutible de la estampa de la capital aragonesa. Y todavía más desde que hace un año estalló la crisis del coronavirus. No sorprende verlos, pero tampoco son símbolo de nada bueno.

A partir de ahora, algunos de estos establecimientos ‘fantasma’ podrán renacer convertidos en algo diferente. Puede que no recuperen –al menos de momento– el trajín de clientes que llegaron a tener, pero podrían utilizarse como viviendas o incluso como aparcamientos de patinetes eléctricos. No será lo mismo, pero al menos podría servir para dar un nuevo aspecto a determinadas zonas. Aunque los locales vacíos están en todas partes, los barrios los sufren en mayor volumen que el centro.

En la calle de Germana de Foix, que une Sixto Celorrio con Sobrarbe, casi rozan la decena. No hacen falta ni siquiera dos minutos para recorrer de extremo a extremo esta vía del Arrabal, que en sus escasos 200 metros está plagada de persianas bajadas. De hecho, son más los negocios que cerraron que los que quedan en pie. En algunas fachadas todavía resisten carteles en los que se puede leer con claridad qué tipo de comercio había tras sus muros. En otras, no queda ya ningún indicio de que llegaran a tener –si es que lo hicieron– algún tipo de actividad.

Quienes siguen acudiendo cada día a esta calle han sido testigos de cómo desaparecía su trasiego habitual. "No es una calle muy comercial", explica Carmen Murillo tras acabar de lavar el pelo a una clienta en su salón de estética Recoletta, frente a la plaza de San Gregorio. "Antes había una colchonería, que cerró, y también una tienda de alimentación, pero ahora somos muy pocos, es una pena", resume esta empresaria, que considera positivo que el Ayuntamiento permita otro tipo de usos en los locales desocupados porque "una puerta cerrada no beneficia a nadie".

LOCALES VACIOS ( ZARAGOZA ) / EL AYUNTAMIENTO APRUEBA QUE SE USEN COMO VIVIENDA / 24/02/2021 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Carmen Murillo y Rocío Bogado, del salón de estética Recoletta.
Oliver Duch

También cree que la situación, aunque no es reciente, ha ido a peor en el último año en todo el barrio. "No sé si será por el coronavirus, pero ha habido muchos cierres", apunta. Este solo es un ejemplo de una problemática que se repite desde hace tiempo por muchos otros distritos de la ciudad debido auge de las compras por internet y a los centros comerciales, y que la actual crisis sanitaria y económica no ha hecho más que empeorar.

Con el de Murillo, en Germana de Foix suman cinco negocios activos. También hay una frutería, una farmacia, un centro veterinario y una tienda de menaje del hogar. Allí, detrás de su mostrador, protegida de la covid con una mampara, estaba ayer Beatriz Gracia, que creía que la nueva medida será una buena noticia para los propietarios de los locales, pero dudaba de que fuera igual para el comercio de la zona. "Según cómo lo hagan o si te dan ayudas. Aquí hay una barbaridad de locales cerrados –lamentaba–. Todo lo que ponen se va a pique".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión