Despliega el menú
Zaragoza

El pacto de gobierno de María de Huerva que dio la alcaldía a IU explota tras la renuncia del edil de Ciudadanos

Tomás Díaz se queda en minoría al retirar varias concejalías al edil naranja, una decisión que no apoyan sus socios de PSOE y CHA.

Tomás Díaz (IU) y Javier Zárate (Ciudadanos) en la sesión de investidura en junio de 2019.
Tomás Díaz (IU) y Javier Zárate (Ciudadanos) en la sesión de investidura en junio de 2019.
Francisco Jiménez

La crisis ha estallado en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de María de Huerva (Zaragoza), encabezado por el alcalde de IU, Tomás Díaz. Gobierna con el apoyo de PSOE, CHA y hasta este miércoles del único concejal de Ciudadanos, que tras las elecciones le dio el voto definitivo para estar al frente de la Corporación.

El edil de la formación naranja, Javier Zárate, primer teniente de alcalde y que tenía dedicación exclusiva con sueldo, abandonó el cuatripartito después de que el regidor, en un decreto de alcaldía, le retirara las delegaciones de Servicios Generales e Infraestructuras Deportivas para asumirlas él, dejándole sus funciones en el área de Deporte y como primer teniente de alcalde.

La decisión, según Díaz, responde a una "reorganización" a mitad de legislatura motivada porque había "algunas áreas que no funcionaban adecuadamente". Sin querer entrar en detalles, aseguró que no hay un "tema concreto" que haya provocado esta situación, sino un "cúmulo de circunstancias"que se venían arrastrando "desde hace tiempo».

Con esta marcha, el equipo de gobierno, con 3 concejales de IU, 2 del PSOE y uno de CHA, se queda en minoría frente a la oposición, a la que con 5 ediles del PP y uno de Vox se suma el representante de Ciudadanos. El apoyo del concejal de la formación naranja fue decisivo para que gobernara la izquierda en este tradicional bastión popular. De hecho, la lista del PP fue la más votada y el acuerdo final generó polémica ya que Zárate mantuvo también conversaciones con los populares.

El partido liberal, en un comunicado, lamentó la decisión del alcalde de romper de "manera unilateral" el pacto. Acerca de la posibilidad de acercarse a PP y Vox para promover una moción de censura, Zárate insistió en que "a día de hoy"su intención es "trabajar desde la oposición"y aportar todo lo que pueda "de una forma constructiva».

"Desde el inicio de la legislatura, la formación naranja ha trabajado en sus delegaciones para poner en marcha servicios y proyectos que mejorasen el día a día de todos los ciudadanos, con iniciativas novedosas en sus áreas de gestión, Deporte e Instalaciones Deportivas y Servicios Generales", valoró esta fuerza política en un comunicado.

Los compañeros en la coalición de IU no respaldaron este miércoles la determinación adoptada por el alcalde y tampoco dejaron claro si van a tomar alguna medida. Desde el PSOE se limitaron a señalar que están valorando la situación pero "no hay ninguna decisión tomada".

Más crítico se mostró el edil de CHA, Octavio Oliva, quien criticó que IU haya roto el pacto de "forma unilateral"por "discrepancias internas"y "sin ningún tipo de consenso".

El alcalde aseguró que todavía tiene que decidir si va a plantear o no su dedicación exclusiva, que tendría que ser refrendada en pleno. "Llevo 35 años de autónomo como agricultor y el concejal de Ciudadanos era el que tenía más tiempo para dedicarse a la gestión municipal», dijo. "Lo que tengo claro es que no podíamos continuar así, porque entiendo que las cosas no se estaban funcionando bien para el interés general de los vecinos, que es lo que tengo que defender», concluyó.

Etiquetas
Comentarios