Despliega el menú
Zaragoza

La Generalitat desaconsejó a la juez devolver la custodia de Laia a su madre

El Servicio de Protección a la Infancia de Gerona no creía que la mujer reuniera condiciones para encargarse de sus hijos.

La madre de la niña fallecida, el pasado sábado, tras el registro de su vivienda en el Picarral.
La madre de la niña fallecida, el pasado sábado, tras el registro de su vivienda en el Picarral.
Aragón TV

La noticia de la muerte de la pequeña Laia en Zaragoza en un presunto episodio de malos tratos ha supuesto un auténtico mazazo para la comarca gerundense de La Selva, donde estuvieron viviendo la menor y su familia antes de trasladarse a finales del año pasado al barrio del Picarral. El golpe ha sido especialmente duro para el Equipo de Protección a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat de Cataluña en Santa Coloma de Farners, ya que fueron sus profesionales quienes desaconsejaron varias veces a la jueza la devolución de la niña y sus dos hermanos –aún no había nacido el cuarto– a la madre, Vanessa M. P., ahora detenida junto a su pareja, Cristian L. V., por el trágico suceso.

Según ha podido confirmar HERALDO, los menores se entregaron a la abuela paterna, que reside también en Gerona , en el verano de 2018, y estuvieron con ella, con supervisión de los servicios sociales, hasta julio de 2020. Pero la madre nunca renunció a recuperar a sus hijos y logró convencer al juez de que estaba capacitada para ello. El Equipo de Protección a la Infancia emitió varios informes negativos, pero la magistrada emitió una resolución firme a favor de la progenitora. Fue por aquellas fechas cuando Vanessa M. P. tuvo a su cuarto hijo con Cristian L.V.. Y como él era de Zaragoza, decidieron iniciar una nueva vida a orillas del Ebro.

Los Servicios Sociales del Gobierno de Aragón tuvieron conocimiento de la situación de esta familia en el mes de septiembre y abrieron un expediente para trabajar con ellos. Pero la madre y su nuevo compañero sentimental nunca se mostraron colaboradores, por lo que la DGA decidió informar a la Fiscalía el pasado mes de octubre.

El padre quiere ver a sus hijos

La muerte de Laia y la posterior detención e ingreso en prisión de la madre y su pareja ha precipitado ahora la adopción de medidas. De momento, los tres hermanos de la fallecida están bajo la tutela del Servicio de Menores. En cualquier caso, ya se han establecido contactos entre el Gobierno aragonés y la Generalitat para estudiar la mejor solución para estos niños.

Como informó ayer este diario, tras serle comunicada la triste noticia por la Policía, el padre biológico de Laia se presentó este domingo por la noche en el juzgado de guardia de Zaragoza pidiendo ver el cadáver de la pequeña y personarse como acusación. Como quien se ha hecho cargo del caso es el Juzgado de Instrucción número 12, el hombre tuvo que regresar ayer para formular ambas peticiones a su titular. Según fuentes próximas, el padre quería poder contactar también con sus otros tres hijos, ya que también parece que sería su deseo recuperar su custodia.

El pasado domingo, el padre de Laia se mostraba visiblemente afectado a su llegada a la Ciudad de la Justicia, ya que no terminaba de entender cómo se había consentido a su expareja que se encargara del cuidado de los pequeños. Máxime, con los informes en contra del Equipo de Protección a la Infancia de Gerona, que había ofrecido otras opciones.

Etiquetas