Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Piden tres años y medio de prisión por un robo con mataleón en un garaje del Actur

La Fiscalía entiende que uno de los encausados participó en el intento de robo, pero retira los cargos para el otro.

Los dos acusados se conocen desde hace años y se sentaron juntos en el banquillo de los acusados.
Los dos acusados se conocen desde hace años y se sentaron juntos en el banquillo de los acusados.
HA

El ministerio público solicita tres años y medio de prisión para Luis R., uno de los dos procesados por un robo con mataleón en un garaje del Actur. El otro encusado, Antonio F., salió este lunes de la Audiencia de Zaragoza quitándose un peso de encima después de que la Fiscalía decidiera retirarle los cargos de robo con violencia en grado de tentativa. Las cambiantes declaraciones de la víctima, que en inicio lo reconoció en una foto para después albergar importantes dudas, permitieron que el joven, representado por el abogado Alfredo Medalón, fuese absuelto.

Los hechos que juzgó la sección sexta se remontan al 20 de julio de 2019. Ese día, la víctima bajaba al garaje de su vivienda, ubicado dentro de la propia finca en una conocida calle en el barrio del Actur, cuando en el trayecto le abordaron dos jóvenes. Uno de ellos le agarró del cuello y le practicó la conocida llave del matalteón. "Solo recuerdo golpes y haber perdido un momento el conocimiento", evocó el daminificado. El otro asaltante le arrebató la maleta ‘trolley’ que acostumbra a portar en su moto.

La víctima, según relató a la Policía en el momento de la denuncia y ayer ante el tribunal, echó a correr tras los ladrones, que tras llevar el bulto "arrastrando" unos cuantos metros acabaron por soltarlo en plena calle.

Durante la vista, la víctima sostuvo que reconoció a los encausados en una foto de la red social Instagram que le mostró su sobrino, del que dijo que conocía "a mucha gente" y que se había enterado por terceros de quiénes habían "dado un golpe" .

Sin embargo, la abogada de Luis R., Olga Oseira, sacó a colación las primera palabras del afectado en sede policial, donde dijo que había "indagado entre el vecindario" acerca de los posibles autores del atraco, y alegó una posible "animadversión" de su sobrino hacia el denunciado. "Habría sido interesante que esta persona viniese como testigo", puntualizó la letrada.

El afectado también había señalado "sin ningún género de dudas" durante una rueda de reconocimiento al asaltante que le agarró por el cuello, un extremo que luego negó. Por su parte, uno de los agentes de la Policía Nacional que participaron en la elaboración del atestado dijo que los detenidos eran "habituales" de la comisaría.

Conversación telefónica

Durante la sesión se escuchó la conversación que Luis R. mantuvo con el atracado -gracias a la mediación del sobrino- días antes de la celebración del juicio. En ella se pudo oir al encausado exculparse del suceso: "Yo estaba en mi casa, tenía mi trabajo". La víctima también demostró en ese momento que cobija alguna duda sobre la autoría. "Lo que yo no quiero es involucrar a nadie que no haya sido y crearle problemas", llegó a decirle durante la charla, que duró varios minutos.

Por todo lo anterior, la abogada defensora arguyó que "la credibilidad de la víctima debe ponerse en tela de juicio" y pidió la absolución de su representado, que en todo momento remarcó que, pese a haber tenido alguna causa abierta con anterioridad -igual que el otro joven que se sentó en banquillo-, tiene un empleo y está sujeto a la ley.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión