Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Las compras navideñas y los nuevos aforos de la hostelería animan la jornada en vísperas de la Nochebuena en Zaragoza

El centro y las grandes superficies reciben una buena afluencia mientras os bares acusan la falta de cenas de empresa e insisten en la importancia de abrir la barra.

Las compras navideñas ha vuelto a animar las calles de la capital aragonesa este fin de semana con la vista puesta en la celebración de la Nochebuena. El centro y las grandes superficies comerciales acapararon de nuevo el interés de la mayoría de los zaragozanos aunque, eso sí, sin las aglomeraciones de principios de mes. La escasa programación navideña, los aforos restringidos en bares y comercios y la incertidumbre en los bolsillos familiares hacen mella en un fin de año atípico marcado por la pandemia.

«Está la cosa tranquila, pero hay que abrir para hacer algo de caja», comentaba María Jesús Tourón tras el mostrador de la tienda de moda Julietta, en la calle de Lacarra de Miguel, desde donde pedía «que la gente apoye al pequeño comercio». No muy lejos de allí, en Damas, Sandra Martínez hacía las últimas compras previas a la visita de Papá Noel. «Voy a buscar dos cosas muy concretas, porque la mayoría de los regalos ya los he encargado por internet».

Las adquisiciones a golpe de ratón, en auge los últimos años, parecen haber dado el salto definitivo esta Navidad de restricciones sanitarias, y han convertido los días festivos en espacio para el paseo más que para las compras. «Las ventas ‘online’ están creciendo y en las calles estamos teniendo resultados moderados», apuntaba José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios del Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS).

«Las ventas ‘online’ están creciendo y en las calles estamos teniendo resultados moderados»

A su juicio, está imperando el «ahorro del miedo por lo que pueda venir en el futuro económicamente hablando», y tan solo el sector de la alimentación crece. En la calle de Don Jaime I, una de las más concurridas estos días, Toño y Mayte regentan la tienda de medias y calcetines Altipriu. «Estamos vendiendo un 30% menos porque hemos perdido a los turistas, pero en general estamos bastante contentos, la gente se está volcando con el pequeño comercio», comentaba él.

Días de mercadillos

Mientras, las escasas citas navideñas funcionaban con cita previa, lo que redujo la concentración de personas en el belén de la plaza del Pilar o en la casa de Papá Noel, en el Centro de Historias. Junto a la plaza de Los Sitios se ha instalado el mercadillo que ocupó Independencia en 2019 y Sagasta en el pasado. «Hemos notado el cambio de ubicación, porque esta no es una zona de paso, pero no me quejo, hemos podido montar y los fines de semana está animado», comentaba María Otero, responsable de Libélula, un puesto de ropa de bebé hecha a mano.

En La Almozara, el mercadillo ambulante volvió a tener una gran afluencia, y más tras aumentar el número de puestos permitidos: 75% el textil y 50% el rastro de segunda mano. Además, como parte del programa de dinamización, el recinto celebró el ya tradicional sorteo de cestas navideñas, que contó con la presencia de la concejal del área, Carmen Herrarte.

Los centros comerciales volvieron a recibir a miles de zaragozanos, con retenciones puntuales en los accesos pero sin grandes atascos. Aún así, los aparcamientos de Puerto Venecia y La Torre Outlet se llenaron con visitantes en busca de las últimas compras.

Donde también se registraron filas fue a las puertas de las administraciones de lotería a dos días del sorteo de Navidad. «Juego siempre los mismos números y los tengo desde hace días, pero me han hecho un encargo de última hora», comentaba Joaquina Álvarez mientras esperaba turno en el Coso.

Por su parte, los bares estrenaron en fin de semana los nuevos aforos (al 30% en el interior y al 100% en terraza) con muchas reservas pero con un gran déficit: «Apenas hemos facturado el 20% de otros años porque de normal estaríamos celebrando las cenas de empresa», recordaba José María Marteles, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza. «Estamos contentos dentro de lo malo, porque la gente tiene ganas de salir y se ha notado, pero es fundamental que nos dejen usar la barra», apuntaba.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión