Despliega el menú
Zaragoza

Calatayud aprueba la subida de tasas de la residencia, las escuelas y las instalaciones deportivas

PP y Cs la defienden para rebajar el déficit de estos servicios y la oposición critica el incremento por el contexto de crisis.

Pleno del Ayuntamiento de Calatayud celebrado el pasado miércoles
Pleno del Ayuntamiento de Calatayud celebrado el pasado miércoles
Macipe

El pleno del Ayuntamiento de Calatayud dio luz verde este miércoles a las nuevas ordenanzas que establecen los precios públicos, tasas e impuestos de la ciudad. En concreto, la propuesta del equipo de gobierno PP-Cs contempla una subida del 5% en el caso de la escuela de música, la escuela infantil y las instalaciones deportivas, un 16% en la residencia de mayores San Iñigo (de 1.035 euros a 1.200 al mes) y establecer una entrada en el Museo. Por otra parte, también establecen la congelación del agua, las basuras y del IBI, que tendrá tres fechas para abonarse (junio, agosto y octubre).

Respecto a los residuos, 50 calles verán revisada su categoría fiscal con el consiguiente incremento de costes por recogida, que el concejal de Hacienda, Rafael Rincón (PP), estimó en un euro al mes. Las únicas reducciones se dan en el impuesto de vehículos, un 3% para los tráileres, de un 5% en la tasa por venta ambulante y, a propuesta del PSOE, se exime de pago al vado del edificio Giménez Abad y la eliminación de la ordenanza que afecta a la emisora municipal. Asimismo, Rincón explicó que el impuesto de construcciones recogerá bonificaciones para incentivar la generación de empleo y la apuesta por energías sostenibles.

"Son unas subidas justas y equilibradas para ofrecer los servicios que se prestan", insistió Rincón. Desde Ciudadanos, José Hueso, advirtió del "futuro complicado" donde "es previsible que haya más gastos y menos ingresos" y defendía que "no suben los precios y tasas de la mayoría, solo pagan más los usuarios de esos servicios". Por su parte, Sandra Marín (PSOE), criticó que no se dé "un respiro" a los usuarios de la residencia, a los que ya se les subió la tasa para este año, o que se "ahoga aún más" a sectores como la hostelería. "Se pagan los platos rotos de Urbanismo", cargó la socialista.

Ana Ballano (PAR) lamentó que las nuevas ordenanzas "no se ajustan al momento actual". "No es una situación propicia para subidas y para incrementar el desasosiego", insistió. Socialistas y aragonesistas presentaron propuestas para la congelación o rebaja de impuestos. El alcalde, José Manuel Aranda, defendió el planteamiento y detalló los déficit de las instalaciones deportivas (1,3 millones de euros) o del geriátrico (más de 1 millón). "No demonicen la subida en la residencia, porque pagarán los que sí tienen recursos. Los usuarios sin patrimonio ni ingresos suficientes pagarán lo que puedan", agregó el regidor. VOX no planteó propuestas.

En la misma sesión, el órgano municipal dio luz verde a iniciar el proceso de contratación del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos, incluido el cartón. En cifras globales, serán casi 14 millones de euros de licitación por un periodo de 8 años, incluyendo la modernización de contenedores y vehículos.

En el apartado de mociones, se rechazó una propuesta de VOX para instalar purificadores de aire en todos los centros docentes de la localidad y se aprobaron dos planteamientos del PSOE: solicitar la convocatoria de un plan de vivienda que fomente el alquiler y favorecer la incorporación al mundo laboral del personal militar una vez acaba su carrera.

Etiquetas
Comentarios