Despliega el menú
Zaragoza

seguridad en las 'no fiestas'

Sara Fernández: "Estos días no toca ir al Pilar para evitar aglomeraciones"

La vicealcaldesa de Zaragoza espera que la ciudad sea un ejemplo de responsabilidad y que se respeten las medidas sanitarias para que no haya que cerrar la plaza 

La vicealcaldesa y concejal de Cultura, Sara Fernández, ayer en la plaza del Pilar.
La vicealcaldesa y concejal de Cultura, Sara Fernández, ayer en la plaza del Pilar.
José Miguel Marco

La vuelta a la fase 2 no afecta a los eventos culturales. ¿Siguen en pie todos los que estaban programados para estas fechas?

Sí. La orden del Gobierno de Aragón ha mantenido el 75% de aforo y la única programación que hay está en los teatros, auditorios... El resto lo hemos pasado a redes.

¿Qué le parecen las críticas del exarzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, respecto a la reducción de aforo al 50% en el Pilar?

Es verdad que hay un término diferenciador: en los actos culturales hay reserva previa. Las butacas están reservadas y no se generan colas fuera para ver si puedes entrar o no porque con mucha antelación ya sabes si tienes plaza. Pero eso es algo que no nos compete a nosotros.

Tras varias idas y venidas se suspendieron las fiestas. ¿Se arrepiente de haber dicho en verano que sí se celebrarían?

En verano ya dijimos que no habría fiestas como tal porque decidimos que no íbamos a hacer ningún tipo de actividad en la calle. Lo que sí que dijimos es que nos adaptaríamos a la situación sanitaria y si podía haber algún tipo de celebraciones o de actividades las haríamos.

La Ofrenda estuvo en duda casi hasta el final.

En su momento sí. En agosto presentamos una propuesta de Ofrenda reducida que fue aprobada por Sanidad, pero viendo la evolución que estaba teniendo la pandemia decidimos no empezar a organizarlo. Creo que nuestra obligación se ha cumplido que era estar preparados para todos los posibles escenarios y al final ha sido el que no deseábamos.

¿Habrá finalmente actividades para niños en espacios cerrados?

Habrá programación de títeres durante varias semanas en el Teatro de las Esquinas y en el Teatro Arbolé. Además, por parte de Río y Juego harán una ruta de juegos con códigos QR, como una especie de yincana por la ciudad. Empezará después del Pilar para evitar aglomeraciones.

¿Temen que llegue a ocurrir o que haya ofrendas espontáneas?

Puede haberlas y por eso se está preparando el dispositivo de seguridad. Nosotros no nos cansaremos de repetir a todo el mundo que estos días no toca ir al Pilar a ver a la Virgen porque hay que evitar aglomeraciones, pero puede ser que haya gente que lo haga.

¿Se podría acabar cerrando la plaza del Pilar?

Esa será una decisión que tome Delegación de Gobierno, pero esperemos que no se llegue a ese punto, que todos hagamos gala de la responsabilidad y de la prudencia y que sea como un día más en la ciudad. A la Virgen la honraremos desde los balcones y con la Ofrenda virtual, que es la estrella de nuestra programación ‘online’.

¿En qué otras zonas incidirá el dispositivo de seguridad?

En todas las zonas que son susceptibles de que haya botellones como las riberas o los parques para intentar evitar que se formen estas concentraciones, que al final es lo que tiene más peligro.

¿Surtirá efecto la nueva ordenanza contra el botellón?

La Policía Local nos transmite que desde que está en vigor están viendo que está más controlado este fenómeno. Por desgracia, no ha desaparecido, pero sí que está surtiendo efecto.

También se han endurecido las sanciones para las llamadas ‘fiestas covid’.

Sí. Aquellos que no cumplen y que son reincidentes se podrán encontrar su negocio cerrado hasta seis meses. Se ha hecho para destacar el esfuerzo de la inmensísima mayoría de la hostelería. Son muy pocos los que no cumplen y no hay que demonizar a un sector que lo está pasando muy mal.

¿Qué supone para un Ayuntamiento que no se puedan celebrar las fiestas de la ciudad?

Es una mala noticia para Zaragoza por todo lo que implica el Pilar pero sobre todo porque el motivo de su suspensión es la crisis sanitaria. Es uno de los focos de mayor actividad económica, cultural y lúdica para nosotros.

¿Cuánto dinero se perderá?

Los estudios que tenemos dicen que las Fiestas del Pilar dejan 64 millones de euros de actividad económica en la ciudad, pero todavía no se puede saber. Es muy difícil de medir porque los zaragozanos nos echamos a la calle esos días y la actividad se multiplica en muchísimos sectores.

¿Cree que los ciudadanos cumplirán correctamente con las medidas de seguridad?

Yo espero responsabilidad. Los zaragozanos siempre hemos estado a la altura de las circunstancias cuando ha habido situaciones críticas y me gustaría que Zaragoza fuéramos ejemplo de responsabilidad en este caso. Creo que es muy fácil quedarnos en casa este año para poder celebrar, ojalá sea así, un Pilar 2021 en la calle.

Etiquetas
Comentarios