Despliega el menú
Zaragoza

política

Lorente se da de baja del PSOE, pero sigue como alcalde de Cosuenda y diputado provincial

Pacta esta medida con el partido tras ser acusado de prevaricación y falsedad documental, aunque el código ético obliga a dejar también sus cargos públicos y orgánicos.

El alcalde de Cosuenda, Óscar Lorente (a la derecha), a su llegada al juzgado de Daroca para declarar.
El alcalde de Cosuenda, Óscar Lorente (a la derecha), a su llegada al juzgado de Daroca para declarar.
Macipe

Óscar Lorente acaba de presentar su baja voluntaria como militante del PSOE tras ser acusado de prevaricación y falsedad documental en la tramitación de las obras de la variante de Cosuenda, pero seguirá como alcalde y diputado provincial. Aunque el código ético del partido establece que debe dimitir de su cargo tras la apertura de juicio, oral, ha decidido retener sus actas porque, sostiene, no se le podría restituir en sus responsabilidades si finalmente no se le condena en una sentencia firme.

Según el código ético del PSOE, Lorente tendría que haber dimitido de sus cargos públicos y orgánicos "en el mismo momento" en el que se le hubiera dado traslado del auto de apertura de juicio oral, que se remonta a mediados de agosto. Sin embargo, solo ha cursado la baja del partido una vez que ha publicado HERALDO este miércoles  la petición del grupo municipal del PP de un pleno extraordinario para reclamar su reprobación y dimisión ante la "gravedad" de la causa abierta.

Lorente, de acuerdo con la dirección provincial, ha registrado por la mañana la petición de baja, que conllevará su salida de la ejecutiva del partido y su conversión en diputado provincial no adscrito. Con ello perderá la dedicación exclusiva y la delegación que venía ejerciendo, la de Servicios y Desarrollo Municipal. De este modo, pasará de percibir 4.479,90 euros mensuales brutos a un mínimo de 1.178,27 euros por kilometraje y una cantidad variable por asistencia a pleno (277,88 euros y, de media, hay uno al mes) y a comisión (208,40 euros y se suele asistir a unas dos o tres al mes).

Lo que no cambiará nada es su situación municipal, más allá de perder las siglas del PSOE, dado que sus hasta ahora tres compañeros de partido lo mantendrán como alcalde. De este modo, los tres ediles del PP no lograrán que deje su cargo en el pleno extraordianario de reprobación, salvo sorpresa.

En un breve comunicado, Lorente ha hecha pública su decisión e insiste en la "absoluta certeza de obtener un resultado favorable" en la causa abierta por una presunta prevaricación y falsedad documental en la tramitación de las obras de la variante del municipio. El alcalde de Cosuenda se enfrenta a una petición de cuatro años de prisión e inhabilitación especial para el desempeño de empleo o cargo público por parte de la Fiscalía y a otra de seis años de prisión y quince de inhabilitación por parte de la acusación particular, a cargo del letrado Alejandro Uriel

El alcalde de Cosuenda sostiene que limitando su renuncia al carné del PSOE y no a sus cargos como recoge el código ético da "cumplimiento a la exigencia normativa del partido y a su compromiso con su ideario ético".

Óscar Lorente argumenta que al retener sus actas como concejal y diputado provincial se le podrá restituir en sus cargos orgánicos y de afiliación en el PSOE si no es condenado. "Tal circunstancia viene a redundar en el compromiso por la transparencia y en evitar cualquier perjuicio que pudiera causar a la imagen de la organización a la que pertenezco, cuestión que de forma airada otras formaciones políticas pretenden utilizar en menoscabo del PSOE", añade en referencia al PP.

Un solución similar se adoptó hace ocho años con el exalcalde y de Mallén y exdiputado provincial Antonio Asín, después de que la Fiscalía solicitara 14 años de prisión y 32 de inhabilitación por su gestión municipal. En su caso, se le dio de baja, perdió la dedicación exclusiva en la DPZ y sus compañeros del PSOE lo mantuvieron como alcalde contra el criterio de la secretaria municipal.

El secretario general del PSOE-Zaragoza y presidente de la Diputación Provincial, Juan Antonio Sánchez Quero, acordó con Lorente la baja voluntaria al considerar que hacerle dimitir de sus cargos supondría "un daño mayúsculo si finalmente es absuelto". «Estará de baja hasta demostrar su inocencia, que es en lo que se va a centrar y de lo que está muy seguro», añade.

Etiquetas
Comentarios