Despliega el menú
Zaragoza

verano

Sol y buena temperatura para despedir la temporada de piscinas en Zaragoza

Este domingo es el último que permanecen abiertas las instalaciones municipales en este verano atípico marcado por la covid-19. 

Las piscinas de Zaragoza, lejos del lleno
Las piscinas de Zaragoza cierran este domingo, 6 de septiembre
José Miguel Marco

El cielo despejado y una buena temperatura acompañan la despedida de esta corta temporada de piscinas municipales en Zaragoza. En el último fin de semana que permanecerán abiertas, en la capital aragonesa hay máximas de 34 grados y mínimas de 17. 

Este domingo, 6 de septiembre, es el último que permanece abierta la red de piscinas municipales de Zaragoza, cuya apertura se retrasó varias semanas este verano debido a la pandemia de coronavirus. Así, fue el 4 de julio cuando se abrieron estas instalaciones, que han contado con dos turnos al día, uno de mañanas (de 10.30 a 15.00) y otro de tardes (16.00 a 21.00) con el fin de proceder a la desinfección en el cambio de turno. 

Por cautela y precaución, el Ayuntamiento de Zaragoza decidió rebajar a un 50% el límite de aforo de las piscinas. Además, para evitar la expansión del coronavirus, los vestuarios permanecieron cerrados, al menos en el inicio de la temporada, se mantiene una distancia preventiva entre los usuarios en la zona de césped, salvo las personas de una misma unidad familiar, es obligatorio usar mascarilla en el acceso al centro para personas mayores de seis años, se dispone de hidrogel para la desinfección de manos, no se alquilan hamacas; y se recomienda usar calzado específico, tipo chanclas, en todo el recinto.

El precio del acceso a las piscinas municipales se redujo en esta campaña hasta un 60% respecto a 2019 debido a las condiciones especiales por la covid-19. Así,  la principal rebaja se hizo en el abono de temporada adulto, que pasó de 77 euros a 30. El de jóvenes se redujo de 46,30 a 20 y el de la tercera edad de 35 a 20. Respecto al bono de diez días, el precio para los adultos es de 15 euros frente a los 29 de 2019 mientras que para los jóvenes y la tercera edad pasó de 15 y 11 euros respectivamente a 10. Las entradas individuales también ven reducido su coste. En este caso, el precio para los adultos es de 2,5 euros frente a los 4,5 del año pasado y para los jóvenes y la tercera edad de 2 euros.  

Pese a la reducción de precio, la afluencia de público en la recta final del verano ha sido un 30% menor a otros veranos.  

Etiquetas
Comentarios