Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los usuarios de las piscinas aceptan con resignación el "engorro" de las mascarillas

Todos los que han acudido al centro deportivo Alberto Maestro hacían uso de este material de protección, excepto en el agua y en las pistas de tenis

HeraldoTV ha preguntado a usuarios de la piscina del CDM Alberto Maestro por el uso de la mascarilla al tomar el sol.

No hacía día esta mañana para pasar mucho rato en el agua. Por eso, quienes se han acercado este miércoles al centro municipal Alberto Maestro ocupaban sobre todo toallas y tumbonas. Lo hacían, eso sí, protegidos con mascarillas, pese a que la distancia personal estaba en la mayoría de los casos más que asegurada. El Ayuntamiento de Zaragoza anunció ayer, en consonancia con la orden del Gobierno de Aragón, que los usuarios de las piscinas deberán llevar en todo momento este material de protección, excepto en los vasos y en las pistas deportivas que todavía continúan abiertas (solo las de juegos de raqueta por ser las que no requieren contacto físico). La noticia fue recibida por los más asiduos con resignación, pese a que muchos la tildaban de "engorro", pero asumían que "es lo que toca".  

Poco después de las 12.00, Lourdes Gordo ya salía de las instalaciones tras pasar un rato tomando el sol. Lo hacía, "como siempre", con su mascarilla, pero aunque aseguraba ver "muy bien" la obligación de llevarla para protegerse contra los rebrotes del coronavirus, no estaba igual de convencida con que también haya que hacerlo en la toalla. "Es exagerado estar en el césped cumpliendo adecuadamente la distancia de seguridad y tener que llevarla, te ahogas", enfatizaba. "Y para coger moreno, ¡ya me contarás!", lamentaba esta zaragozana. "Si hubiera aglomeración lo entendería, pero no la hay y es un engorro". 

Todavía en la hierba, Ana Campamelos, Toñi Laguardia y Ángel López se manifestaban más o menos en la misma línea. No obstante, confesaban ser durante todo el verano asiduos de las piscinas y aseguraban que llevar o no mascarilla no es motivo suficiente para dejar de disfrutar de ellas. "Aquí se está muy bien", apuntaba López. Sin embargo, aludían a la necesidad de que todo el mundo sin excepción se esfuerce en respetar las normas para salir cuanto antes de la fase 2. Por megafonía, un mensaje recordaba cada poco tiempo la obligatoriedad de usar la mascarilla. 

En este sentido, la edil de Deportes, Cristina García, que ha acudido también al centro para presentar la campaña municipal 'Sol sin riesgo', ha pedido responsabilidad. "Entendemos que no es una medida cómoda, somos conscientes, pero sí que pedimos a los ciudadanos que se haga ese esfuerzo para poder seguir manteniendo las piscinas abiertas y no dar más pasos atrás", ha incidido. "Todos somos conscientes de que no es lo más cómodo, pero sí lo necesario", ha añadido. Esta vez la campaña, llevada a cabo junto a la Asociación Española contra el Cáncer y el Colegio Oficial de Farmacéuticos, ha sido atípica, pues no se ha podido llevar a cabo el tradicional reparto de protector solar, y además, si cabe, más importante que nunca después de pasar tanto tiempo sin exponer la piel al sol durante el periodo de confinamiento. 

Etiquetas
Comentarios