Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los ecologistas critican la "irresponsabilidad" municipal sobre el arbolado en las obras del parque Torre Ramona

La Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR) ha denunciado la falta de riego y la rotura de raíces de muchos ejemplares de la zona verde. 

Obras en el parque de Torre Ramona.
Obras en el parque de Torre Ramona.
L. R.

La Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR) ha criticado la "irresponsabilidad" del Ayuntamiento de Zaragoza sobre el arbolado urbano en las obras que se llevan a cabo en el parque Torre Ramona, en el distrito de Las Fuentes. ANSAR ha explicado que hace unos días las asociaciones vecinales de Montemolín y de las Fuentes alertaban del estado en el que se encontraban los árboles del parque como resultado de las obras para su remodelación declarando que "la pérdida de ejemplares en el parque Torre Ramona, constituiría una gran responsabilidad por parte de quienes pueden evitarlo y no están haciendo nada por impedirlo".

Miembros de ANSAR se desplazan al terreno donde comprueban 'in situ' un espectáculo que han tildado de "lamentable" al observar la falta de riego y por tanto estrés hídrico de los árboles, compactación y rotura de raíces, ramas desgarradas, acumulación de objetos bajo los olivos, árboles enterrados en tierra y piedras. "Todo ello como consecuencia de prácticas que incumplen" la ordenanza municipal de protección del arbolado tal como se indica en su artículo 7, referido a la protección del arbolado en las obras.

Dicho artículo reza: "Cuando se realicen obras públicas o privadas que puedan afectar al arbolado, bien por la propia ejecución de los trabajos o por el tránsito de maquinaria y vehículos en el entorno de un árbol, se deberán adoptar las medidas de protección necesarias para evitar daños en el tronco, raíces y ramas"

La Asociación ANSAR ha indicado que según sus observaciones, únicamente" se han colocado tablones en los troncos, pero no en todos, lo que es un aspecto "insuficiente" para mantener la salud de los árboles como indica la ordenanza, "no cumpliéndose los artículos 7, 8 y 9 que hacen referencia a la obligación del riego y a la protección de raíces y ramas", han apostillado en una nota de prensa.

Para los ecologistas, la forma de proceder en el desarrollo de las obras generará, probablemente, "la muerte de muchos de estos árboles, denotando una vez más el desprecio total, por parte del Servicio de Parques y Jardines, al arbolado de este parque e indirectamente al barrio", han afeado.

Esta entidad ha resaltado que el arbolado de un parque y de una ciudad no sólo constituye un patrimonio cultural, sentimental e histórico, sino que aporta múltiples beneficios relacionados con la salud de las personas como mejora de la calidad del aire, amortiguación del ruido y de la temperaturas y en definitiva mejora de la calidad de vida.

"Todo ello se agrava ante una situación de emergencia climática en la que nos encontramos. No puede decirse que ya se plantarán nuevos árboles, que suele ser la respuesta municipal cuando los árboles enferman y hay que proceder a su tala. Cuando una persona en la calle rompe una rama, se le procede a poner una multa, sin embargo el ejemplo que da el Ayuntamiento con estas actuaciones que lleva realizando de forma sistemática cada vez que se hace una obra en esta ciudad, no sólo genera la muerte de los árboles sino que no educa en las buenas prácticas ciudadanas".

Tras esta exposición, la Asociación Naturalista de Aragón apoya las reivindicaciones de las asociaciones vecinales y va a reclamar información al Servicio de Parques y Jardines sobre el documento técnico de protección del arbolado que "obligatoriamente" debe tener esta obra según la citada ordenanza municipal.

Etiquetas
Comentarios