Despliega el menú
Zaragoza

Condenado a 6 años de cárcel por violar a una menor en Cuarte de Huerva

La agresión sexual se produjo durante las fiestas de julio de 2019, sobre las 11.00, en la zona de las peñas juveniles.

El acusado, en los pasillos de la Audiencia de Zaragoza, antes del juicio.
El acusado, en los pasillos de la Audiencia de Zaragoza, antes del juicio.
HA

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a seis años de cárcel a Juan Estibel Faña por violar a una menor durante las fiestas de Cuarte de Huerva, en julio de 2019. El tribunal le impone diez años de libertad vigilada y diez de alejamiento de la víctima.

Los hechos ocurrieron cuando el acusado tenía 18 años y la chica, 17. Según el tribunal, sobre las once de la mañana la joven estaba con una amiga en la zona de las peñas juveniles y se encontraron con Juan Estibel. Este conocía a la víctima por ser amiga de su exnovia y por haber mantenido con ella diversas conversaciones a través de la red social de Instagram de claro matiz sexual, "sobre todo por parte del acusado" y "muy poco" por parte de ella, como recoge la sentencia. El fallo añade que estos "escarceos meramente escritos" no llegaron a más, "ni siquiera a una amistad profunda" y "menos aún de noviazgo".

En un momento dado, el acusado le dijo a la chica que quería hablar con ella en privado. La joven aceptó y él la encaminó hacia un banco alejado unos 50 metros de la zona, oculto por una tapia de las miradas de los peñistas. Allí iniciaron una conversación y en el transcurso de la misma, Juan Estibel Faña le dijo que "aprovechara la ocasión", en clara alusión a una actividad sexual que la joven "no había insinuado" y "ni siquiera pensado".

"Ante la nula respuesta, de repente, y guiado por un patente ánimo libinidoso", dice la sentencia, se levantó del banco, se extrajo el pene erecto, agarró con fuerza la cabeza de la víctima y se lo metió en la boca. Ella reaccionó de inmediato, le dio un fuerte empujón para apartarlo y salió corriendo hacia el lugar donde estaba su amiga, a la que le contó lo que acababa de suceder. Lo mismo les dijo a la pareja de la Policía Local de Cuarte que estaba en la zona.

Por su parte, el joven, cuando los agentes le pidieron la documentación para identificarlo, respondió con evasivas y riendo les dijo: "Si me queréis detener, pues detenerme, ya ves que problema, como si fuera la primera vez, pues un día menos, ya ves que miedo (sic)". Para el tribunal esta respuesta es "harto reveladora de su autoría, pues un joven que no ha hecho lo que le preguntaban lo haría negado en forma radical, hubiera querido aclarar las cosas e incluso se hubiera encolerizado".

Para el tribunal, estos hechos suponen un delito de agresión sexual pues se ejerció la violencia física y hubo un acceso carnal por vía bucal. "La violencia física consistió en que el acusado cogió de repente a la víctima por la cabeza, sujetándola con fuerza para que ella no pudiera eludir la embestida inminente que iba a ejecutar sobre ella, embestida que tenía muy pensada cuando la llevó engañada a un apartado banco alejado de las peñas y opaco a la visión de los peñistas por existir una tapia de por medio", expone la sentencia de la Sección Sexta.

Este ataque a la libertad sexual de la joven lo castiga con cárcel, como solicitaron la fiscalía y la acusación particular, ejercida por la abogada Olga Oseira. La sentencia puede ser recurrida.

Últimas noticias de sucesos en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios