Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

La suciedad y los desperdicios se adueñan del parque infantil de Santa Isabel sobre la Z-40

Los vecinos de Santa Isabel critican la ausencia de papeleras en la zona así como la falta de civismo de los usuarios que la ensucian.

Suciedad en Santa Isabel.
Suciedad en Santa Isabel.
Heraldo.es

Un año y un par de meses después de que se inaugurara, la conexión peatonal sobre la Z-40, en Santa Isabel, presenta una imagen de dejadez e incivismo. Quienes caminan o hacen uso de las zonas deportivas e infantiles construidas sobre la autovía de circunvalación, entre las calles Víctor Jara y Tomás Ostariz, critican la falta de papeleras y la actitud de quienes aprovechan esta circunstancia para dejar sus desperdicios en la vía pública.

Botellas, latas, recipientes y bolsas de plástico son parte habitual del paisaje. “Siempre ha estado así desde que lo inauguraron. Incluso antes, porque ya tenía usos”, señala un vecino de Santa Isabel que suele frecuentar la zona.

Se trata de un lugar frecuentado por jóvenes, que acuden a hacer ejercicio, y también por numerosas familias que hacen uso de la zona infantil. “Salvando la época del confinamiento, desde que lo abrieron tiene mucha afluencia”, comenta el residente.

Varios vecinos han hecho llegar sus quejas por la falta de papeleras e iluminación al Ayuntamiento de Zaragoza a través de su página web. Creen que instalar papeleras podría mitigar el problema que sufren, aunque también apelan a la responsabilidad individual.

Desde la Asociación de Vecinos Gaspar Torrente de Santa Isabel aseguran no haber recibido quejas formales de los ciudadanos a este respecto, aunque es algo que se ve a simple vista. “Basta con pasear por la zona para verlo”, afirma José Carlos Faro, su presidente.

El hartazgo es tal, que alguien ha colocado un par de garrafas de plástico cortadas a las que incluso han puesto bolsas de basura para que hagan las veces de papelera, aunque los desperdicios continúan acumulándose a su alrededor. “Las cintas que se usaron para clausurar las zonas infantiles y el potrero durante el confinamiento todavía están por ahí tiradas. También hay unos colchones. Creo que los utilizan los críos para amortiguar las caídas cuando hacen deporte. Es una guarrada”, considera el vecino, que también critica que se hayan hecho algunas pintadas.

Lo cierto es que no es la primera vez que los vecinos de Santa Isabel señalan los actos vandálicos que se producen en esta zona estrenada hace apenas 14 meses. En agosto del año pasado ya aparecieron varias pintadas de mal gusto, entre ellas una esvástica, latas de refresco e incluso un excremento junto a los columpios.

La accesibilidad, tarea pendiente

Desde su inauguración, también se ha hablado mucho de la falta de accesibilidad de esta explanada, puesto que la única forma de bajar hasta ella desde el Camino de los Silos es a través de una escalinata de varios tramos.

La construcción de una rampa para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida y a quienes portan carros o sillas de bebé está prevista en una fase posterior del proyecto.

Desde la Asociación de Vecinos Gaspar Torrente han manifestado en varias ocasiones que se trata de una actuación por la que continúan trabajando, aunque destacan la buena disposición que están encontrando con el equipo de gobierno y la Junta Vecinal. “Es algo que no termina de arrancar”, comenta Faro, interesado en saber si va a haber presupuesto para finalizar la obra. En el mismo sentido se manifiesta Luis Huerto, de la Asociación de Vecinos Santa Isabel Tuya, que asegura estar “muy pendiente del tema”.

Fuentes municipales, por su parte, informan de que a corto plazo y teniendo en cuenta la pandemia y la situación económica no se va a ejecutar porque en estos momentos es “inviable” llevarla a cabo.

Etiquetas
Comentarios