Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza no se pone de acuerdo para el seguimiento del Pacto del Futuro

Las discrepancias sobre los partidos políticos que debían integrar este grupo han hecho imposible alcanzar una mayoría.

Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza
Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza
Heraldo.es

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza no han logrado alcanzar este viernes un acuerdo en el pleno para la creación de una mesa de seguimiento que evalúe el cumplimiento del Pacto del Futuro.

Las discrepancias sobre los partidos políticos que debían integrar este grupo han hecho imposible alcanzar una mayoría, en un tenso debate sobre cómo se debe controlar la ejecución de las 286 medidas de recuperación de la ciudad con motivo de la pandemia del coronavirus.

El grupo socialista ha propuesto en la moción que únicamente los partidos que firmaron el acuerdo conformasen la mesa, una decisión que excluiría tanto a Vox como a Zaragoza en Común, que no suscribieron el pacto.

“Un acuerdo es lo mismo que un contrato. No se permite administrar un pacto a quien ni siquiera lo aceptó”, ha defendido la portavoz socialista, Lola Ranera, quien ha argumentado que se trata de un “principio fundamental de la negociación colectiva”.

Además, Ranera ha acusado a Vox, de “dar la espalda a los ciudadanos” por haber abandonado la negociación del Pacto del Futuro desde el principio.

Su posición solo ha sido respaldada por el grupo de Podemos-Equo, que ha destacado la responsabilidad de los partidos que sí que secundaron el acuerdo, a pesar de que tuvieron que ceder algunas de sus propuestas.

“Los grupos de la oposición hemos estado cada minuto de la pandemia online, secreta y públicamente planteando la altura de miras que se exigía en la situación”, ha explicado su portavoz, Fernando Rivarés.

Por su parte, el alcalde, Jorge Azcón, ha sido uno de los portavoces más críticos con la moción por tratar de excluir a Vox y a Zaragoza en Común, lo que considera una “confrontación política cortoplacista”

“Creo que usted está cometiendo un error importante, del que creo que una vez más, por desgracia, se va a arrepentir”, ha agregado el primer edil popular.

En esa misma línea, la vicealcaldesa y edil de Ciudadanos, Sara Fernández, se ha mostrado en contra de “excluir absolutamente a nadie que tenga una legal representación democrática”.

Fernández ha puesto como ejemplo otras mesas de seguimiento como la del pacto contra el terrorismo, de la que forman parte grupos del Congreso de los Diputados como Podemos o el Partido Nacionalista Vasco, a pesar de que no suscribieron el acuerdo.

También ha mostrado su rechazo a la conformación de la mesa el portavoz de Vox, Julio Calvo, quien ha anunciado que acudiría a los tribunales si salía adelante la moción en el pleno del Ayuntamiento.

“Quien decidirá si participa Vox o no seremos nosotros, no usted”, ha argumentado Calvo, a pesar de señalar que “no hace falta una mesa de seguimiento”.

Finalmente, el grupo de Zaragoza en Común ha optado por abstenerse en la votación y ha propuesto que el seguimiento se realice en el seno del Consejo de la Ciudad, una transaccional que no ha sido aceptada.

“Nos parece un poco excluyente esta visión de la participación. No solo a los grupos municipales, deberíamos abrirlo a todos”, ha argumentado su portavoz Pedro Santisteve.

Santisteve ha recordado que decidieron no suscribir el acuerdo porque les parecía “insuficiente y no daba respuesta a las necesidades de cambio real”, pero que contribuyeron con muchas propuestas durante todo el proceso. 

Etiquetas
Comentarios