Despliega el menú
Zaragoza

tribunales

Condenado por romper los dientes a un joven que insultó a su novia en un bar de Zaragoza

El altercado se produjo de madrugada en un bar latino del barrio de Las Fuentes. La Fiscalía pedía tres años de cárcel, pero un acuerdo previo al juicio redujo la pena.  

El altercado se inicio en un bar latino ubicado en la calle Batalla de Pavia de Zaragoza.
El altercado se inicio en un bar latino ubicado en la calle Batalla de Pavia de Zaragoza.
Google Maps

La pelea que se produjo en la madrugada del 26 de mayo de 2017 en el interior de un bar latino del barrio de Las Fuentes de Zaragoza sentó ayer en el banquillo de los acusados a dos jóvenes: Paúl Patricio G.C. y José E. G. El primero se enfrentaba inicialmente a una pena de tres años de cárcel por propinar varios puñetazos al otro y romperle los dos incisivos inferiores. La Fiscalía también pedía que se condenase a la víctima a una multa por un delito leve de lesiones. Sin embargo, un acuerdo in extremis entre las partes redujo el juicio a diez minutos y permitirá que ambos salgan bien parados.

Los hechos se registraron sobre las dos de la madrugada en el bar Latino MK, ubicado en la calle Batalla de Pavia número 6. Esto es lo único en que coincidían los encausados, ya que durante estos dos años de litigios han dado versiones absolutamente dispares sobre lo sucedido. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, fue José E.G. quien inició el altercado al meterse con la novia de Paúl Patricio G. C. Al parecer, la chica se acercó a la barra del bar a pedir una consumición y el primero intentó llamar su atención sin éxito.

Cuando prestó declaración ante el juez instructor, la chica explicó que este joven la llamó «guarra» y «zorra», profiriendo también expresiones del tipo «sois todas iguales». Al percatarse de lo estaba sucediendo, su novio se acercó hasta el lugar donde se encontraban y propinó un primer golpe en la frente a José E.G. Varias personas se interpusieron entonces entre los dos jóvenes y evitaron que siguieran agrediéndose.

La trifulca continuó en la calle

Pero la pelea iba a continuar después en la calle, donde, según la Fiscalía, José E.G. volvió a dirigirse a la chica diciéndole: "¿Pero a ti que te pasa?" Aquello terminó de encender a su novio, produciéndose un intercambio de golpes, patadas y puñetazos que terminó con ambos hombres por el suelo.

Y es aquí donde las versiones de uno y otro no coinciden, porque José E. G. niega que se dirigiera por segunda vez a la joven y asegura que nada más cruzar la puerta del bar encajó varios puñetazos en el rostro. Según este, fueron precisamente esos golpes los que le provocaron la pérdida de los dos dientes. Por contra, el novio de la chica mantiene que su oponente le mordió con fuerza en un dedo y que fue al intentar que le soltara cuando este se rompió los incisivos inferiores.

Al final, los abogados de los acusados pactaron un acuerdo. Y aunque habrá que esperar a la sentencia para ver cómo se traduce en el apartado de hechos probados, al comprometerse a indemnizar con 4.800 euros a José E. G., Paúl Patricio G. C. verá reducida su condena a un año. La víctima abonará también a este último 180 euros por los golpes.

Etiquetas
Comentarios