Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

Las autopsias señalan que el matrimonio de octogenarios de Ejea murió por causas naturales

Parece que el primero en fallecer fue el marido, que era quien se encargaba del cuidado de su esposa, una mujer que tenía una gran dependencia. Los decesos se habrían producido a finales de mayo o comienzos de junio.

El matrimonio vivía en el número 29 de la calle Mediavilla, en la imagen.
El matrimonio vivía en el número 29 de la calle Mediavilla, en la imagen.
Oliver Duch

La autopsia practicada este jueves al matrimonio de octogenarios hallados muertos este miércoles en su casa de Ejea apunta a que ambos murieron por causas naturales. De hecho, la principal hipótesis que manejan los investigadores es la de que el hombre, Eusebio, falleciera primero, y su mujer, Alicia, después. De hecho, el primer deceso habría provocado el segundo, ya que la pareja vivía sola y la mujer precisaba de los cuidado de su marido, ya que ella tenían una gran dependencia.

El avance de la necropsia descartaría por tanto la muerte violenta o el homicidio, algo que inicialmente estaba entre las posibilidades. Tras el hallazgo de los cadáveres de los ancianos, a mediodía del miércoles, la Guardia Civil apuntó inicialmente que presentaban signos de violencia, aunque luego precisó que tampoco podía descartarse completamente la posibilidad de una muerte natural.

"Dadas las condiciones en la que aparecieron los cadáveres, la escasa iluminación y el estado de descomposición, en un primer momento se sospechó  de la existencia de indicios de violencia en el escenario", ha aclarado este jueves la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza. "Una vez concluida la inspección técnica ocular y tras el análisis realizado por el Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Zaragoza de las evidencias recogidas, sobre las once de la noche del día 10 quedó descartada, policialmente, la existencia de signos externos de violencia en ambos cadáveres", añade.

En cuanto a la fecha en que se produjeron ambas muertes, se cree que pudor ser a finales de mayo o comienzo de junio. Una nieta del matrimonio, la que puso en alerta a la Policía Local de Ejea, dijo que no conseguía contactar con ellos desde hace unos diez días. Y dado el estado de descomposición de los cuerpos, los forenses creen que este podría ser el tiempo que permanecieron muertos en su vivienda de la calle Mediavilla de la capital de las Cinco Villas.

Lo que la Benemérita descartó pronto fue que la muerte del matrimonio pudiera estar relacionada con un robo con violencia, puesto que su vivienda no estaba revuelta –como suele ocurrir cuando se produce un hecho así– y la puerta tampoco había sido forzada.  Es más, la cerradura estaba cerrada por dentro.

Tras el hallazgo de los cuerpos, los agentes se pusieron en contacto enseguida con la familia. Sin embargo,  según trasladó una sobrina a HERALDO, tampoco los dieron detalles de lo ocurrido. "Estamos destrozados y muy dolidos porque se está hablando de violencia y de cuestiones de las que, en estos momentos, no sabemos absolutamente nada de nada. Solo nos han dicho que hay que esperar al resultado de la autopsia", manifestaba este miércoles por la noche esta persona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión