Despliega el menú
Zaragoza

El PSOE teme recortes en cultura y exige a PP-Cs que blinde el presupuesto

Lola Ranera se ha alineado con el sector cultural al reclamar que como mínimo se blinde el presupuesto del Área de Cultura, que suma 16 millones, un 2% del total, aunque teme posibles recortes.

Fachada del Teatro Principal.
Fachada del Teatro Principal.
PAR

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, se ha alineado con el sector cultural al reclamar que como mínimo se blinde el presupuesto del Área de Cultura, que suma 16 millones, un 2% del total, aunque teme posibles recortes.

Según Ranera, la vicealcaldesa y consejera municipal de Cultura, Sara Fernández, ha vuelto a hablar en la Comisión para el Futuro de Zaragoza de "debacle" económica en el Consistorio y ha asegurado que "igual" la caída de ingresos es tan grande que hay que adaptar el presupuesto del área.

Para la portavoz del PSOE, el presupuesto en cultura no solo hay que blindarlo sino incrementarlo, en el caso de que se entienda que hay una industria detrás.

Por otro lado, ha recalcado que "en política hay que elegir" y que el grupo Socialista "va a elegir el empleo", para lo que ha hecho un nuevo llamamiento al consenso, porque la crisis del coronavirus "no es de izquierdas ni de derechas".

Están dispuestos a "arrimar el hombro", a mantener la "mano tendida" y no tienen ninguna "línea roja", pero ha recalcado que es "imprescindible" llegar a un consenso no solo entre los grupos políticos, sino con los distintos sectores de la ciudad.

Eso pasa por escuchar a estos sectores y lo que plantean en el ámbito de la cultura, la hostelería o el turismo son ayudas directas ante la necesidad de inyecciones de liquidez, ha remachado.

En este sentido, Ranera ha apostado por centrarse en aquellos cafés y bares que todavía se pueden salvar y ha propuesto bonificaciones en el IBI de este año, en el IAE de 2021 y mantener las exenciones de tasas hasta el 31 de diciembre y no solo mientras dure el estado de alarma o las restricciones de ocupación en estos establecimientos.

Por ello, el PSOE llevará al Pleno de este mes una moción en la que pedirá que se declare de especial interés a todo el sector de la hostelería y el turismo, lo que facilitaría la aplicación de beneficios fiscales este mismo año.

Ha apoyado también que se ayude directamente a la inversión que deben hacer estos empresarios para adaptar sus locales a las nuevas exigencias sanitarias o que se impulse la digitalización o la formación.

En definitiva, el Ayuntamiento de Zaragoza se tiene que "volcar" con una inyección de dinero "urgente" e "inmediata" y es la única manera de salvar el empleo, en palabras de Lola Ranera.

En cuanto al sector cultural, ha indicado que da empleo a 15.000 trabajadores en la capital aragonesa y ha alertado de que a los problemas de aforo se suman el miedo, la incertidumbre y el posible cambio en los hábitos de consumo.

A pesar de ello, ha instado al equipo de gobierno a llevar la cultura a todas las calles, parques y equipamientos de la ciudad y que esta vuelva a ocupar el espacio que le pertenece.

El Gobierno PP-Cs, ha continuado, "se tiene que dar cuenta de que las prioridades han cambiado" y que ahora toca colocar a las personas en el eje central.

En lo que respecta al Área de Participación y Relaciones con los Ciudadanos, el socialista Ignacio Magaña ha defendido la puesta en marcha de un "plan retorno" para que vuelva la actividad a las juntas de distrito y vecinales, cumpliendo con las medidas de seguridad.

Ha asegurado que hay vecinos de los barrios rurales, donde el impacto del virus está siendo "infinitamente menor", que tienen que desplazarse varios kilómetros para realizar cualquier trámite y ha advertido de la posibilidad de que se produzcan "colapsos" si no hay un plan para una vuelta escalonada por barrios.

Por otra parte, Magaña ha reiterado que la dinamización y la recuperación económica pasan por los barrios y, por tanto, las juntas deben jugar un papel fundamental en ello. 

Etiquetas
Comentarios