Despliega el menú
Ocio y Cultura

educación

La Escuela de Música y Danza y la de Teatro encaran un atípico final de curso

Durante este periodo se han mantenido las clases ‘online’ y para la evaluación se tendrá en cuenta el rendimiento de los meses anteriores al confinamiento.

Antiguo Cuartel Palafox, ahora escuela municipal de teatro
Antiguo Cuartel Palafox, ahora escuela municipal de teatro
Ayuntamiento de Zaragoza

Las enseñanzas artísticas municipales se han abierto a la ciudadanía para afrontar desde la cultura la pandemia de coronavirus. Durante los meses de confinamiento, los conservatorios y escuelas delAyuntamiento de Zaragozahan mantenido una intensa actividad a través de las redes sociales y han compartido diferentes propuestas y retos relacionados con su formación en música, danza o teatro.

Los centros municipales han adaptado sus métodos de enseñanza durante el estado de alarma y han aprovechando las técnicas digitales, las redes sociales y los encuentros comunitarios en los balcones de las viviendas para mostrar y compartir su arte.

Más de 2.000 alumnos de las enseñanzas artísticas municipales, junto a sus 110 docentes, han llevado a cabo un aprendizaje virtual a través de plataformas como Zoom o Skype y han puesto en marcha iniciativas como: acertijos teatrales, montajes de audiciones de técnica vocal con cantante e instrumentista desde sus respectivos hogares, ejercicios de danza o canto, concursos de lectura teatral, monólogos, trabajos de respiración o talleres prácticos para aprender a tocar las castañuelas. 

Destaca, además, el reto propuesto por el bailarín y profesor de la Escuela Municipal de Música y Danza, Miguel Ángel Berna, para aprender a bailar una jota, paso a paso a través de Facebook, con el objetivo de que las personas que hayan completado el aprendizaje puedan reunirse a bailar en la Plaza del Pilar cuando termine el confinamiento.

Este reto que ha lanzado la Escuela Municipal de Música y Danza (EMMD) del Ayuntamiento de Zaragoza, con su ilustre profesor Miguel Ángel Berna. El objetivo es aprender cada día diferentes pasos de jota para que, cuando acabe el confinamiento, todas las personas puedan reunirse a bailarla en la plaza del Pilar.

Pero ahora toca evaluar el curso, una tarea que en un situación peculiar como la actual obliga a plantear un sistema distinto al habitual, ya que se ha descartado la incorporación de alumnos de forma presencial para este último tramo. En el caso de la Escuela de Música y Danza, las clases online se mantendrán de forma ininterrumpida hasta el final de curso previsto para el 19 de junio.

Para la evaluación, prevista el día 25 de mayo, el Ayuntamiento de Zaragoza señala que “se tendrá en cuenta el rendimiento del alumnado durante los dos primeros trimestres del curso hasta el decreto del estado de alarma, valorando únicamente de forma positiva el trabajo telemático realizado desde el día 14 de marzo. Se valorará la atención y respuesta por parte del alumno a la atención ‘online’ de los profesores”.

“Las programaciones y contenidos de las distintas asignaturas se flexibilizarán debido al carácter excepcional del curso 2019-2020 y durante el primer trimestre del curso 2020-2021 se revisarán y adaptarán los contenidos que por diversos motivos no se hubieran podido trabajar en profundidad de forma telemática”, añaden fuentes municipales.

En cuanto a la Escuela Municipal de Teatro, al comienzo de confinamiento cada profesor realizó una adecuación de los contenidos de la programación de sus asignaturas con propuestas para adaptar el proceso de enseñanza y aprendizaje a la modalidad de trabajo telemático.

El método más utilizado para continuar con la práctica docente han sido las clases ‘online’ por videoconferencia, complementadas con indicaciones a través de tutoriales grabados en vídeo o en audio por el profesorado con las pautas para trabajar desde casa. “Estos tutoriales van desde una secuencia musical de la clase de canto, indicaciones para realizar ejercicios técnico de pantomima, una secuencia de danza, una serie de estiramientos para paliar el sedentarismo del confinamiento, correcciones a ejercicios concretos, entre otros. El alumnado, por su parte, envía los trabajos prácticos a través de vídeos grabados con sus teléfonos móviles que son corregidos individualmente por cada profesor”, explican desde el Consistorio.

Escuela Municipal de Teatro
Escuela Municipal de Teatro
Ayuntamiento de Zaragoza

La segunda evaluación, ya que en la Escuela de Teatro solamente existen dos evaluaciones: una en febrero y otra en junio, que se corresponde con la presentación de los talleres o muestras de segundo y tercer curso, se realizará siguiendo los criterios establecidos por las autoridades competentes en el ámbito de la educación. “El centro evaluará en función de las actividades realizadas durante este segundo cuatrimestre teniendo en cuenta los resultados obtenidos por el alumnado en la primera evaluación y valorando especialmente el proceso de aprendizaje, el grado de implicación en diferentes materias, el esfuerzo realizado para adaptarse a la práctica en la distancia y la creatividad con que van resolviendo las dificultades de esta peculiar situación.

Para las muestras finales de primer y segundo curso, desde el Ayuntamiento indican que “cada docente ha buscado maneras creativas para concluir de la mejor manera este extraño curso escolar y que, como no podía ser de otra forma, van de la mano de las nuevas tecnologías. Es decir, se realizarán a través de grabaciones en vídeo que el alumnado hará desde sus casas y para la evaluación y puesta en común por parte de los profesores de interpretación”.

Etiquetas
Comentarios