Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza 

El herido con una pistola eléctrica en Miralbueno recibió dos descargas por la espalda

El vecino, de 44 años, pasó la noche ingresado en el Hospital Clínico con dolores de espalda y en una pierna. 

Imagen de una pistola eléctrica similar a la que utilizó el detenido para agredir a su amigo en el barrio de San José de Zaragoza.
Imagen de una pistola eléctrica.
HA

 El vecino del barrio de Miralbueno herido con una pistola eléctrica fue atacado por la espalda, donde recibió dos descargas. Luego, ya en el suelo, el agresor continuó disparándole con el arma, según los testigos presenciales. El herido, I. S. G., de 44 años, fue ingresado en el Hospital Clínico donde pasó la noche y este jueves por la tarde recibió el alta médica, aunque tiene que tomar tratamiento para el dolor y llevar un collarín.

La agresión se produjo sobre las 16.30 en la calle Sergio López Saz de Miralbueno, una vía perpendicular al camino del Pilón, cuando I. S. G. acompañaba a su vecino José G. C., que se dirigía a casa de su exmujer a recoger a sus hijos, ya que le tocaba hacer el intercambio de menores, según el régimen de visitas.

José G. C. explicó que como habitualmente tiene problemas con Carlos C. M., actual pareja de su ex, y ya han tenido algún enfrentamiento, le pidió a I. S. G. que le acompañara para evitar conflictos. "Pero Carlos, al ver a mi vecino, le dijo: ‘‘Tú no tienes que estar aquí’’, y le dio una descarga con una pistola eléctrica", contó José G. C. a este diario Como testigo de los hechos, asegura que I. S. G. salió corriendo como pudo, mientras continuaba recibiendo "más disparos" eléctricos. Luego cayó al suelo inmóvil y allí le dio puñetazos en la cara, nuevas descargas y terminó estampando el móvil que llevaba la víctima contra el suelo, al parecer con intención de que dañarlo y que no se pudiera guardar una grabación.

Tras quedar aturdido y lesionado en el suelo, José G. C. llamó a una ambulancia y a la Policía Local, a la que explicó lo sucedido. El lesionado contó que le había atacado con la pistola eléctrica sin mediar discusión alguna.

En el centro hospitalario, relató a los médicos que dos de las descargas las recibió por la espalda. De hecho, en esta zona del cuerpo presentaba bastante dolor, así como en el muslo derecho.

Ayer jueves estaba previsto que el detenido pasara a disposición del juzgado de guardia pero finalmente será llevado este viernes ante la autoridad judicial.

Etiquetas
Comentarios