Zaragoza
Suscríbete

coronavirus

Zaragoza pone en servicio dos centros sociales más ante la presión asistencial

La oposición denuncia la falta de recursos en el área y PP-Cs responde que las ayudas de urgencia se han disparado un 142%.

El alcalde, Jorge Azcón, visitó a los voluntarios de Cruz Roja para agradecer su labor
El alcalde, Jorge Azcón, visitó a los voluntarios de Cruz Roja para agradecer su labor
Dani Marcos / Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Zaragoza ha habilitado dos nuevos centros municipales de servicios sociales para atender la creciente demanda asistencial como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus. De esta forma, ahora los trabajadores llevarán a cabo su labor de manera presencial en cinco instalaciones para agilizar trámites, aunque la atención ciudadana se seguirá prestando vía telemática. Los grupos de la oposición reclaman esta medida desde hace semanas y aseguran que faltan recursos en el área. Desde el gobierno PP-Cs, en cambio, argumentan que el despliegue es el adecuado y recuerdan, por ejemplo, que las ayudas de urgencia se han disparado un 142%.

«El área de Acción Social lleva días incrementando los efectivos presenciales para impulsar pagos de subvenciones, tramitaciones de convocatorias y expedientes y mejorar el sistema administrativo», señalan fuentes de la coalición PP-Cs, que anticipan que en los próximos días se seguirán habilitando nuevos centros de la red municipal. Esta decisión supone un cambio de tendencia, ya que el Ayuntamiento, en un principio, había apostado por reducir al máximo las instalaciones en servicio para evitar la propagación del Covid-19 siguiendo, explican, las «directrices marcadas por las autoridades a nivel nacional dirigidas a fomentar el teletrabajo».

La concejal del PSOE, María Ángeles Ortíz, criticó la «falta de previsión y la desorganización» que a su juicio está demostrando el gobierno municipal, y vinculó la apertura de dos centros más, en Delicias y Oliver, a «las quejas recibidas y la gran demanda social que existe». Además, denunció que la línea telefónica 900 101 194, habilitada para coordinar la atención social en la ciudad durante la pandemia, «está desbordada» y pidió más personal.

En este sentido, la concejal de ZEC Luisa Broto aseguró que las llamadas derivadas a los centros sociales suponen «un 70% menos de la media de atención mensual que estos realizan» y añadió que se están gestionando con diez días de retraso. Respecto a la apertura de dos nuevos centros, celebró la decisión ya que «ayudarán a paliar la situación», pero a su juicio «siguen siendo insuficientes».

En el gobierno PP-Cs, en cambio, no entienden estas críticas, ya que desde la declaración del estado de alarma se han tramitado un 116% más de solicitudes de ayudas de urgente necesidad, cuyo importe ha crecido en consonancia un 142%.

Además, desde el área de Acción Social recuerdan que el Ayuntamiento abrió el servicio de comida a domicilio para todas las personas mayores de 65 años que lo soliciten, de tal forma que se han atendido todas las demandas y el servicio ha pasado de 604 a 1.408 usuarios.

Finalmente, explican que «el cierre presencial de los centros no solo no ha supuesto una merma en la atención social, sino que el Ayuntamiento ha redoblado los esfuerzos para poner en marcha un Plan de Emergencia Social que garantiza las necesidades básicas de la población vulnerable».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión