Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

El traslado de animales a la perrera de La Cartuja comienza con especiales medidas de protección

Los trabajadores municipales llevarán en tandas de 10 ejemplares a los 55 perros y 9 gatos que ahora hay en Peñaflor.

La nueva perrera municipal de Zaragoza se ubica en La Cartuja
La nueva perrera municipal de Zaragoza se ubica en La Cartuja
Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene previsto iniciar este martes el traslado de los animales de la antigua perrera de Peñaflor al nuevo centro de La Cartuja. En concreto, a lo largo de los próximos días y de forma gradual, cambiarán de hogar 55 perros y 9 gatos. Para ello se seguirá un protocolo que garantizará el bienestar de los ejemplares así como la protección de los operarios municipales dada la actual situación de alerta sanitaria, según informaron desde el Consistorio.

El traslado se llevará a cabo en unos ocho o diez días gracias a un vehículo homologado para el transporte de animales, con capacidad para cinco ejemplares, así como con furgonetas con transportines.

A los animales se les suministrará feromonas de apaciguamiento, tranquilizantes y complementos alimenticios para ayudar en su adaptación al nuevo recinto, que cuenta con una capacidad inicial para 128 perros y 24 gatos y en el que se ha hecho una inversión de un millón de euros. La instalación recibirá por fin a sus nuevos inquilinos tras acumular más de un año de retraso en su construcción y adaptación a los requisitos exigidos por el Gobierno de Aragón.

El centro viene a paliar el grave problema en el que está la perrera de Peñaflor, con unas instalaciones obsoletas y con problemas de espacio desde hace varios años. El nuevo complejo está construido sobre un terreno de 18.250 m².

El Consistorio ha establecido una reorganización de la plantilla para atender las necesidades de los dos centros mientras dure el traslado. En concreto, el servicio contará con seis operarios, dos veterinarias y una oficial.

Paralizadas las adopciones

El traslado se llevará a cabo siguiendo un protocolo específico para evitar riesgos de contagio del Covid-19 durante el proceso. Además, el Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) ha suspendido la tramitación de adopciones mientras dure la crisis sanitaria. Tampoco se permiten las visitas externas ni la entrada al recinto de los voluntarios de las diferentes protectoras que colaboran en el día a día de la instalación.

Por otro lado, y con motivo de la pandemia de coronavirus, el Ayuntamiento ha lanzado un campaña informativa a través de las redes sociales con un doble objetivo: aclarar a los ciudadanos que los animales no transmiten el coronavirus e instar a los propietarios a que paseen a sus mascotas con responsabilidad, para acatar de manera correcta las restricciones que ha impuesto el estado de alarma decretado por el Gobierno central.

Entre los consejos que se van a distribuir, el Consistorio zaragozano pide hacer paseos cortos, llevar a mano la documentación de la mascota, recoger sus necesidades y no permitir que se acerquen a otros animales o personas.

Etiquetas
Comentarios