Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los centros de mayores de Zaragoza sirven 1.482 menús en sus primeros cinco fines de semana

De media se ha cubierto el 56% de las plazas disponibles, una cifra para el Ayuntamiento "satisfactoria" porque estos días "los hábitos son diferentes". 

El centro de mayores Laín Entralgo ofrece comidas a mayores los fines de semana.
El centro de mayores Laín Entralgo ofrece comidas a mayores los fines de semana.
Toni Galán

Los comedores de los centros de convivencia para personas mayores de la capital aragonesa han servido 1.482 menús durante sus cinco primeros fines de semana de apertura. No obstante, la ocupación de las plazas todavía se sitúa en el 56% de media. El Ayuntamiento de Zaragozaaprobó la ampliación del horario unos meses atrás con la intención de ayudar a frenar la soledad no deseada y se hizo efectiva el sábado 18 de enero en un total de seis centros municipales, de los siete que ya ofrecían el servicio durante los días laborables.

Durante este tiempo, unas 148 personas (de las 264 plaza totales) han comido cada sábado y domingo en estas instalaciones. Concretamente, en los centros de La Jota, Rey Fernando, La Almozara, Laín Entralgo, Delicias y San José, que cuentan con espacio para 48 comensales, excepto el de el barrio de Delicias, que tiene capacidad para la mitad.

El precio de los menús ­–normal o indicado para personas con diabetes– asciende a cuatro euros y, según indican desde el Consistorio, cada día se preparan platos diferentes y "adecuados a las necesidades nutricionales" que se anuncian a los usuarios con antelación.

Normalmente, los comedores de estos centros suelen tener diariamente el 80% de sus plazas cubiertas. Durante los cinco primeros fines de semana, sin embargo, la ocupación se ha situado en torno al 56%, unas cifras que según aseguró la concejal delegada de Mayores, Paloma Espinosa, resultan "satisfactorias" para el gobierno PP-Cs debido, principalmente, a que en estos días "los hábitos son distintos" porque muchas personas comen con sus familiares. No obstante, indicó la edil, los datos confirman que también hay muchos usuarios que no cuentan con esa compañía los sábados y domingos. "Consideramos que es un acierto ampliar este servicio para mejorar su calidad de vida y sus relaciones sociales", manifestó.

Los usuarios, satisfechos

El principal motivo de extender el horario del comedor a los fines de semana es potenciar que las personas que lo utilizan no se vean obligadas a pasar ningún día en total soledad. En general, parece que cumple su función y, salvo alguna inevitable queja, los usuarios se muestran mayormente satisfechos con el primer mes de servicio ampliado.

Según un estudio elaborado por la Fundación DFA a través de 150 encuestas presenciales, la valoración global de los consumidores se sitúa en un 3,56 sobre 4. El 86% se declara satisfecho con la calidad de la comida y el 99% está conforme con la cantidad que se sirve en cada uno de los platos. En el centro cívico Pedro Laín Entralgo, por ejemplo, los usuarios aseguran estar "encantados" con casi toda la comida que les preparan, excepto, y en esto están casi todos de acuerdo, con el arroz. Sin embargo, las legumbres, según explican las trabajadoras del servicio, son siempre el plato estrella.

Por otro lado, la edad media de los usuarios se sitúa en los 79 años, el 57% son varones y el 43%, mujeres. Del estudio se desprende, además, que el 75% de las personas que acuden al comedor viven en soledad. No obstante, explican en el Laín Entralgo, una vez en los centros están en todo momento acompañados y el ambiente es propicio para forjar relaciones y establecer nuevas amistades.

Etiquetas
Comentarios