Despliega el menú
Zaragoza

siniestro de caspe

Una peligrosa curva con bandas reductoras de velocidad y limitada a 60 km/h

Cinco personas han perdido la vida en este tramo desde que lo arreglaron en 2006. En diciembre de 2018, un camionero de Zuera falleció al perder el control y caer por el puente desde una altura de 15 metros.

Imagen del camión que conducía el fallecido junto a las ovejas.
Imagen del camión que conducía el fallecido junto a las ovejas.
DPZ

Kilómetro 3,500 de la A-230. El mismo lugar, una pronunciada curva de la carretera autonómica a escasos tres kilómetros de Caspe, ha vuelto a convertirse en un escenario tráfico con poco más de un año de diferencia. Se trata de un tramo de la red autonómica cuyo firme se encuentra en buen estado pero que está señalizado para extremar la precaución. Allí se instalaron bandas reductoras de velocidad en el firme y está limitado a 60 kilómetros por hora.

El punto en el que este viernes por la mañana han perdido la vida al menos tres de los ocupantes de una furgoneta al chocar contra un tractor es el que registró también el siniestro ocurrido el 26 de diciembre de 2018, cuando un fatal accidente de tráfico se cobró la vida de Gonzalo C., un vecino de Zuera de 43 años que trabajaba como camionero. El hombre conducía un tráiler que transportaba ganado cuando perdió el control del vehículo, chocó contra la valla protectora del puente sobre la carretera A-230 y cayó a un brazo del embalse de Mequinenza desde una altura de 15 metros.

En los últimos años se han sucedido los accidentes en esta curva pronunciada que da entrada al puente sobre el embalse, donde ya se rebajó la velocidad a 60 kilómetros por hora y se instalaron unas bandas en el asfalto. En agosto de 2016, cerca de ese punto se registró el espectacular vuelco de un vehículo en el kilómetro 10 de la carretera A-230 entre Caspe y Bujaraloz, que se saldó con un herido leve. 

En abril de 2007, se registró un accidente en el puente de la A-230 que salva el cauce del Ebro, a la entrada de Caspe. El fallecido fue un transportista de origen rumano, identificado como Aurel G. G., quien a la salida de una pronunciada curva perdió el control del tráiler que conducía y se empotró contra un muro lateral.

Un tractor y una furgoneta chocaron de frente este viernes por la mañana. El accidente dejó tres muertos y cinco heridos.
Un tractor y una furgoneta chocaron de frente este viernes por la mañana. El accidente dejó tres muertos y cinco heridos.

Desde que la curva se arregló en 2006 se han registrado tres accidentes mortales, en los que han perdido la vida cinco personas. Este es el dato que han comentado en el mismo lugar del siniestro el teniente de alcalde y el concejal del Ayuntamiento de Caspe, Rafael Guardia y Gabriel Luena, respectivamente. "Es una curva que el peralte está un poco al revés, por decirlo de alguna manera, y es muy pronunciada", han señalado. Tras lo ocurrido, el consistorio caspolino volverá a reclamar que se vuelva a acondicionar este tramo.

José Vicente Sancho, presidente de la Asociación Profesional de Empresarios de Caspe (APEC), indicó que esta carretera se reformó hace unos años pero "el trazado de la curva es inadecuado", sobre todo en sentido Zaragoza. "Los conductores tienen que rectificar el volante en un momento dado y tomarla con mucha precaución. Los de aquí lo sabemos, pero no los que no transitan a menudo por esta vía". "No sé si cumple las estadísticas para que sea considerada como 'punto negro' pero desde luego Caspe no está comunicada como tendría que estar. Nuestras reivindicaciones han ido dirigidas siempre a tener mejores comunicaciones en general". 

"Desde el punto de vista técnico no hay problemas de peraltado"

Por su parte, desde el Gobierno aragonés han señalado que la zona donde se ha producido el accidente mortal "está bien señalizada, con limitación de velocidad a 60km/h y con bandas sonoras a la entrada". Asimismo han subrayado que la señalización "está revisada y cumple con toda la normativa".

Acerca de los problemas que según el Ayuntamiento y algunos usuarios presenta este tramo, la DGA ha apuntado que desde el punto de vista técnico "no hay problemas de peraltado" y que se trata de "una curva de radio cerrado y la limitación de velocidad está adaptada a la vía". Asimismo han recordado que en 2011-2013 este punto era considerado un Tramo de Concentración de Accidentes (TAC) en los informes de tráfico, pero que en el informe de 2016-2017 ya no estaba registrado como tal.

Etiquetas
Comentarios