Despliega el menú
Zaragoza

accidente mortal en caspe

"Me acabo de enterar de que mi hermano está vivo"

Zubair ha acudido al lugar del siniestro acompañado por otros familiares al enterarse de la noticia y allí se han vivido momentos de muchos nervios y angustia.

Zubair (a la izquierda, con las manos en la cara), junto a varios familiares en el lugar del accidente.
Zubair (a la izquierda, con las manos en la cara), junto a varios familiares en el lugar del accidente.
M. A. C.

Amigos y familiares de los ocupantes de la furgoneta siniestrada han acudido este viernes por la mañana al lugar del accidente, nada más enterarse de la noticia. A pie de carretera se han vivido momentos de incertidumbre y muchos nervios, mientras esperaban tener información de quién había resultado fallecido en el choque con un tractor.

El joven Zubair, acompañado por algunos familiares, se desplazó rápidamente desde Caspe para interesarse por el estado de su hermano Zaim Ali, de 18 años, que viajaba en la furgoneta siniestrada. En esta localidad residen desde hace cuatro años los cuatro hermanos y sus padres, de origen paquistaní. Al llegar a la curva donde se ha registrado el trágico siniestro, los agentes de la Guardia Civil les han impedido el paso mientras se procedía a la identificación de las víctimas. Tras unos angustiosos minutos pudo respirar aliviado: “Me acabo de enterar de que mi hermano está vivo”.

Aún muy bien sin conocer cómo estaban las víctimas del accidente de Caspe, los familiares explicaban cómo se habían enterado del accidente ocurrido en la A-230
Aún muy bien sin conocer cómo estaban las víctimas del accidente de Caspe, los familiares explicaban cómo se habían enterado del accidente ocurrido en la A-230

Zubair ha relatado que su hermano y otros compañeros realizaban a diario este recorrido para acudir a trabajar a distintas fincas de la zona conocida como Valdurrios, en el término de Caspe. Zaim Ali, de hecho, se encontraba estos días empleado en una parcela muy próxima al puente sobre el río Ebro donde ocurrió este viernes el accidente. Allí realizaba trabajos de poda en los melocotoneros, porque las labores estas semanas se centran en el mantenimiento de los campos. 

En la furgoneta siniestrada viajaban ocho ocupantes. Circulaba por la carretera entre dos coches, en el que iban también otros trabajadores de las fincas frutícolas. Todos ellos, habitualmente, salían de Caspe entre las 8.00 y 8.30 y regresaban en torno a las 19.30. Los compañeros de los vehículos que transitaban con la furgoneta dieron inmediatamente el aviso del accidente. 

El accidente ha ocurrido a tres kilómetros de la localidad y ha obligado a cortar la carretera en ambos sentidos. Todas las víctimas viajaban en la furgoneta siniestrada.
Etiquetas
Comentarios