Despliega el menú
Zaragoza

El camionero que murió al caer de un puente de 15 metros en Caspe perdió el control tras una curva pronunciada

El conductor, de 43 años, perdió el control tras una curva pronunciada que da acceso a un paso sobre el río Ebro.

Imagen del camión que conducía el fallecido junto a las ovejas.
Imagen del camión que conducía el fallecido junto a las ovejas.
DPZ

Un fatal accidente de tráfico se cobró este miércoles la vida de Gonzalo C., un vecino de Zuera de 43 años que trabajaba como camionero. El hombre conducía un tráiler que transportaba ganado cuando, por causas que se desconocen, perdió el control del vehículo, chocó contra la valla protectora del puente sobre la carretera A-230 y cayó a un brazo del embalse de Mequinenza desde una altura de 15 metros.

Según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, el siniestro se registró poco antes de las 11.00 a la altura del kilómetro 3,500, en el lado del puente más cercano a la localidad de Caspe. Una de las hipótesis que baraja la investigación, a cargo del equipo de atestado del Instituto Armado, es que la víctima perdiera el control del vehículo cuando salía de la curva pronunciada que da entrada al puente sobre el embalse.

Hasta el lugar del accidente se desplazaron rápidamente varias dotaciones de los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) del parque situado en Caspe y los servicios sanitarios del 061, aunque nada pudieron hacer por salvar la vida del camionero. El accidente mortal, en el que no se vio involucrado ningún otro vehículo, condicionó el tráfico en la zona durante varias horas, hasta que se completó la complicada operación de rescate.

Los bomberos de la institución provincial tuvieron que recuperar del cauce el vehículo pesado para poder excarcelar el cuerpo del fallecido. Los efectivos de emergencias también se emplearon a fondo para rescatar al ganado que transportaba el camión: aunque murieron la mayoría de animales, sobrevivieron varias decenas de corderos y los bomberos consiguieron ponerlos a salvo, según informó la DPZ.

Varios accidentes mortales

El puente de la N-230 sobre el embalse de Mequinenza es un tramo históricamente complicado para el tráfico. De hecho, en este punto se han registrado en los últimos años varios accidentes, algunos mortales. El último en marzo de 2010, cuando un camión cayó al embalse después de la curva pronunciada. Unos años antes, en 2004, un vehículo pesado cargado con más de 200 cerdos también cayó al pantano y el conductor del vehículo resultó herido de gravedad. Apenas un mes después de este accidente, tres inmigrantes magrebíes resultaron heridos de gravedad tras sufrir un accidente la furgoneta en la que circulaban. Uno de ellos sufrió la amputación de una mano. En abril de este año se registró un accidente similar al de ayer, en la N-221, cerca de Chiprana. Una mujer murió tras caer al embalse de Mequinenza con su vehículo después de chocar con un autobús. Con la muerte de Gonzalo C., ya son 63 las personas que han perdido la vida en las carreteras aragonesas en lo que va de 2018.

Etiquetas
Comentarios