Despliega el menú
Zaragoza

Queman seis contenedores en varios puntos del centro de Zaragoza

Los hechos han ocurrido entre las 4,51 y las 5,56 de la mañana de este viernes en las calles Almagro y Santander, en el paseo de Teruel y en el campus de la plaza de San Francisco. Tres coches se han visto también afectados. 

Noche de contenedores ardiendo en la capital aragonesa. Los Bomberos de Zaragoza tuvieron que emplearse a fondo para atajar los fuegos que los vándalos provocaron en varios de estos depósitos de basura en diversos puntos de la zona centro de la ciudad. Y es que los avisos llegaron con pocos minutos de diferencia en la madrugada de este viernes.

El primero de estos sucesos ocurrió en el paseo de Teruel, a la altura del número 38. El aviso entró en la sede de bomberos a las 4.51, y cuando llegaron al lugar, los efectivos desplazados se encontraron con un contenedor ardiendo, que procedieron a apagar sin que se registraran más daños ni en vehículos ni en la fachada del edificio.

Estado en el que quedó la zona de contenedores quemada en la calle de Almagro.
Estado en el que quedó la zona de contenedores quemada en la calle de Almagro.
Heraldo

Casi sin tiempo de terminar el trabajo llegó otro aviso similar, en este caso de la quema de tres contenedores en la calle de Almagro número 11, con tres coches afectados, uno de ellos en más medida que los otros. De hecho, según fuentes de los bomberos, este vehículo resultó con destrozos de cierta importancia, mientras que los otros dos sólo registraron algunos daños causados por el humo. Dos de los contenedores quedaron completamente destrozados, mientras que un tercero sufrió graves daños.

Contenedor quemado en el paseo de Teruel
Contenedor quemado en el paseo de Teruel
Jesús López

Pero todavía quedaba noche por delante. Y es que la central de bomberos recibió otros dos avisos más, por hechos similares en la calle de Santander y en la plaza de San Francisco, en el lado del campus de la Universidad de Zaragoza. En ambos casos sólo hubo que lamentar el destrozo en los contenedores incendiados, uno en cada uno de estos puntos. En total, fue una hora frenética para los bomberos, entre las 4.51 y las 5.56, momento en el que se registró la última llamada de aviso.

Con las primeras luces del día se podían apreciar los destrozos, sobre todo en la calle de Almagro, donde efectivos de la Policía Local procedían a acordonar la zona afectada y a avisar a los propietarios de los vehículos afectados por las 'gracietas' de unos incívicos.

Etiquetas
Comentarios