Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Cada contenedor quemado cuesta entre 800 y 1.800 euros al Ayuntamiento

El Consistorio destina más de 100.000 euros cada año a la reparación de estos depósitos.

Incendio en el depósito de contenedores de FCC en Zaragoza
Incendio en el depósito de contenedores de FCC en Zaragoza
Aránzazu Navarro

Zaragoza ha amanecido este jueves con un aparatoso incendio en la campa de contenedores de la empresa FCC, ubicada en la carretera de Castellón de Zaragoza. Varias dotaciones de bomberos han acudido rápidamente hasta el lugar para sofocar las llamas y reducir la columna de humo que se había generado en las inmediaciones de la empresa.

Cada año, el Ayuntamiento de Zaragoza destina más de 100.000 euros en reponer depósitos calcinados, como los que han ardido este jueves en la capital aragonesa. En términos económicos, reponer cada contenedor cuesta al Consistorio entre 800 y 1.800 euros, aproximadamente. Estas cifras varían en función de diferentes características como el tamaño, la capacidad de carga o el tipo de daños que sufran en su interior.

"El incendio se ha provocado cerca de una línea de alta tensión, poniendo en peligro las instalaciones de las empresas cercanas y vehículos particulares de forma intencionada", explican fuentes de la empresa Parques y Jardines, quienes añaden que el fuego podría haber sido causado por los piquetes de los jardineros, sumidos actualmente en una conflictiva huelga. Fuentes municipales, por el momento, no confirman esta teoría.

La quema de contenedores no es un problema nuevo en Zaragoza. De hecho, en las últimas semanas diferentes puntos de la capital aragonesa han sido víctimas de esta situación. Por ejemplo, el pasado 2 de febrero, el incendio de cuatro depósitos alertó a los vecinos del barrio de San José. En esta ocasión fueron un contenedor de vidrio, dos de papel y uno de residuos orgánicos, además de afectar a la fachada de un edificio y dos motos que estaban aparcadas junto a un supermercado.

Semanas atrás, cinco contenedores ardieron y afectaron a cinco vehículos situados en la avenida Gómez Laguna de la capital aragonesa. En aquella ocasión, ardieron dos depósitos de basura, uno de vidrio, uno de cartón y uno de papel.

Etiquetas
Comentarios