Despliega el menú
Zaragoza

El carnaval tradicional da paso a un fin de semana repleto de disfraces

Las peñas están convocadas esta tarde a las 18.30 para el desfile de comparsas.

Un trasunto de las trangas de Bielsa, muchas hiedras del Pirineo, algún que otro ensabanau de las Cinco Villas y, cómo no, el Tío de la Higueta. Los personajes más granados del carnaval tradicional aragonés se dejaron ver este viernes danzando por las calles del corazón de Zaragoza. Son ya seis años los que la asociación cultural Lqtspera lleva recreando un pasacalles que parte del balcón de San Lázaro, cruza el puente de Piedra y llega –entre gaitas y chuflas– a la plaza del Pilar, donde pequeños vaqueros, indios, ‘Frozenas’ y ‘Spidermanes’ se quedan atónitos ante el espectáculo.

"Es un acto muy especial que organizamos con la escuela municipal de Música y Danza y los gaiteros del Rabal", explica Olga León, de Lqtspera. "Aprendimos de la investigación de los profesores Luis Miguel Bajén y Jesús Rubio y, después, decidimos poner en práctica las distintas lecciones porque es una pena que –sobre todo en las ciudades– se desconozcan estas tradiciones", explica León, disfrazada de hiedra que en las fiestas de Carnestolendas representa "el triunfo de la vida".

Este año el pasacalles recuperó la calle de Alfonso I (en lugar de DonJaimeI) antes de desembocar en la plaza de San Felipe, donde se celebraron los últimos bailes. Los espectadores trataban de identificar a algunas mascarutas procedentes de Épila y, también, al Caracolero, un personaje que abunda en la provincia de Huesca (se dice que es oriundo de Agüero) y que luce un traje repleto de cáscaras de caracol.

Confeti por las calles

La fiesta en la calle no fue sino un preámbulo de lo que espera esta tarde con el desfile de las peñas. A partir de las 18.00 están citadas en la plaza de San Miguel para que se vayan concentrando de cara al siempre provocador discurso del Rey de Gallos. A las 18.30 está prevista su liberación y será entonces cuando dé comienzo un desfile con decenas de comparsas, alguna que otra carroza y mucho colorido. A buen seguro no faltarán este año los peñistas disfrazados de ‘La casa de papel’ ni tampoco los de dos trajes que están causando sensación este 2020: el de ‘Satisfyer’ y el de coronavirus (que basta con parecer un bicho verde y ponerse una tiara).

El desfile recorrerá el Coso y la calle de Alfonso I para llegar hasta el Pilar, donde mañana se espera la visita del Conde de Salchichón, los gigantes enmascarados, el Tragachicos y ocho compañías locales de teatro y animación. 

Etiquetas
Comentarios