Despliega el menú
Zaragoza

Urbanismo

Zaragoza abre 15 expedientes por el uso ilegal de locales y trasteros como vivienda

La mayoría de los casos detectados en el último año se localizan en el Casco Histórico.

La calle Predicadores es una de las que ha registrado un uso irregular de locales
La calle Predicadores es una de las que ha registrado un uso irregular de locales
Toni Galán

El Ayuntamiento de Zaragoza tramitó el año pasado 15 expedientes sancionadores por el uso ilegal de locales comerciales y trasteros como vivienda. La mayoría de los casos se detectaron en el Casco Histórico, aunque también hubo infracciones en barrios como Las Delicias, Centro o San José. Según fuentes de Urbanismo, este fenómeno no supone hasta ahora un problema generalizado, como en otras grandes ciudades del país, pero sí se está registrando un creciente goteo de casos que obligan a estar vigilantes.

"Siempre que detectamos una infracción de este tipo iniciamos el correspondiente expediente sancionador", explica el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, que sin embargo considera que "no se da de forma masiva como en otras capitales". El barrio más afectado por este fenómeno es el Casco Histórico, donde se concentran ocho de las infracciones sancionadas. En concreto, se ha investigado el uso de locales como residencia en las calles de Predicadores, San Blas y el Coso. También se ha detectado la misma práctica en trasteros de Las Armas y Boggiero.

En el resto de la ciudad, el reparto es más heterogéneo, con infracciones en barrios como Valdefierro, Las Delicias, San José o el propio distrito Centro. En algún caso incluso, no solo se ha detectado el uso como vivienda de locales, también se ha constatado que se estaban arrendando, como ocurrió en un trastero de la calle de Juan José Lorente.

"Estos casos suelen coincidir con una mala situación económica, pero no siempre", advierte Serrano, que recuerda que "a veces es fruto de una ocurrencia de un propietario". En este sentido, el titular de Urbanismo señala que las sanciones "son duras", ya que oscilan entre los 6.000 y los 24.000 euros, en función de su gravedad o reincidencia.

"Estos casos suelen coincidir con una mala situación económica, pero no siempre"

Para Fernando Baena, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) en Aragón, se trata de un fenómeno "creciente" en las ciudades, por lo que "el Ayuntamiento debería hacer una regulación que permita reconvertir locales comerciales en viviendas y otros usos".

"No todos, pero puede haber locales que tengan una segunda oportunidad", señala Baena, que considera que en este mercado inmobiliario en particular hay "mucha más oferta que demanda". "El comercio de proximidad está desapareciendo y hay muchos propietarios que piden tener otras salidas para sus locales", defiende Baena, que pide una nueva normativa "sin precipitaciones".

PP-CS, abierto al cambio de usos

El gobierno PP-Cs no es ajeno a esta realidad, y el concejal Serrano ya anunció su intención de impulsar un modificación urbanística que abra la puerta al cambio de usos de los locales. "Estamos trabajando en ello, pero eso no querrá decir que se puedan convertir en vivienda con carácter general, ya que podría generar una burbuja", apunta.

En concreto, se pretende ofrecer nuevas alternativas en zonas degradadas, con un alto índice de persianas bajadas en sus calles, para fomentar otros usos como garajes o similares. También viviendas, pero "en casos puntuales", concluye el edil.

Etiquetas
Comentarios