Despliega el menú
Aragón

alquiler

El 60% de los arrendatarios aragoneses considera que “se alquilan viviendas descuidadas y sin las reformas necesarias”

Según un estudio, 3 de cada 10 personas que viven de alquiler en Aragón afirman que han sufrido, en alguna ocasión, algún conflicto con el propietario de la casa que renta.

Vista panorámica de Zaragoza
Vista panorámica de Zaragoza
Oliver Duch

Encontrar un piso reformado, amueblado, en la zona deseada y a un precio asequible resulta complicado. Quizás Aragón no sufra los problemas de otras comunidades donde los pisos turísticos han causado graves problemas de disponibilidad de vivienda y donde los precios han subido como la espuma, aun así “pagar un alquiler está llegando a ser tan caro como una cuota hipotecaria”, según se expone en el informe ‘El acceso a la vivienda de los consumidores en Aragón. Situación actual y análisis jurídico’, presentado por Aicar-Adicae.  

Los inquilinos aragoneses, de hecho, ya reconocen, según el estudio ‘Inquilinos vs Caseros. Los conflictos en la vivienda de alquiler en España’, realizado por la División de Hogar de Línea Directa, haber tenido un conflicto con su casero por una subida que llegan a considerar “abusiva e injustificada” del precio del alquiler. Concretamente, tres de cada 10 personas que viven de alquiler en Aragón afirma que ha sufrido, en alguna ocasión, algún conflicto con el propietario de la casa. Una conflictividad que no resulta muy elevada si se compara con el resto de España, ya que Aragón, por su parte, se encuentra ligeramente por debajo de la media nacional, 34%, con un 31%. Siendo los territorios con más desavenencias Andalucía (44%), Galicia (42%) y Extremadura (41%).

Y los problemas se multiplican. Al precio del alquiler se suman otros: un 48% de los inquilinos aseguran haber tenido problemas para que los caseros se hagan cargo de una reparación. Además, seis de cada 10 arrendatarios aragoneses “acusan a los arrendadores de alquilar viviendas descuidadas y sin las reformas necesarias”.

De hecho, al visitar dos de los portales inmobiliarios más populares, Fotocasa e Idealista, se puede comprobar que muchos pisos de la Comunidad aragonesa no se encuentran reformados, siendo los baños y las cocinas las estancias que más cuesta encontrar renovadas. De hecho, tal es la situación que en las capitales de provincia encontrar un piso con estas estancias más nuevas se puede hallar si se acompaña de la disponibilidad de un mayor presupuesto, algo que resulta más complicado para aquellas zonas donde el alquiler no es tan común o donde no existe tanta disponibilidad y/o demanda. Es el caso, por ejemplo, de las zonas cercanas a las pistas de esquí. Allí, cada año, centenares de personas buscan alojamiento alrededor de estas para trabajar en ellas y estas se encuentran ante dos problemas. El primero, la falta de pisos, pues muchos se alquilan de forma vacacional y otro, el precio de estos.

De hecho, un 59% de los inquilinos en nuestra Comunidad admite haber tenido dificultades para acceder a un alquiler, ya fuera por el precio del inmueble o por los requisitos exigidos por los caseros. A la vez que más de un 43% de los aragoneses que vive de alquiler asevera hacerlo porque “no le queda más remedio, al no poder permitirse económicamente adquirir una vivienda en propiedad”.

Ante este panorama, en el que un 58% de los inquilinos encuestados culpa el Gobierno por no limitar los precios o no fomentar la oferta y un 39% asegura que el problema es del auge de los alquileres turísticos, no es de extrañar que los arrendatarios exijan soluciones. El informe asegura que un 49% aboga por mayores ayudas económicas y un 45% por la intervención del mercado, regulando los precios. Otros también proponen otras posibles soluciones como aumentar la vivienda pública destinada al alquiler.

Pie de foto: Vista panorámica de Zaragoza. Oliver Duch

Keywords: alquiler, inquilinos, precio, conflictos, reformas

Etiquetas: alquiler, Aragón

Etiquetas
Comentarios