Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El precio del bus y el tranvía sube este martes hasta cinco céntimos entre críticas de los usuarios

La UCA y la FABZ se posicionan contra las nuevas tarifas por considerarlas disuasorias. Chueca defiende la bajada de 2,95 euros del abono mensual para fomentar el uso habitual del transporte público.  

USUARIOS DEL BUS URBANO EN ZARAGOZA / 03/02/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Usuarios del autobús mientras esperaban este lunes en la marquesina situada en la plaza de España.
Oliver Duch

Las nuevas tarifas del transporte público de Zaragoza ya han entrado en vigor, después de siete años sin subidas. Desde este martes, el billete sencillo cuesta 1,40 euros y el viaje con tarjeta 0,76, cinco y dos céntimos más, respectivamente. El aumento de los precios, con el que PP-Cs espera recaudar casi un millón de euros extra, llega entre críticas de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) y la Federación de Asociaciones de Barrios (FABZ). Consideran que los nuevos importes "disuaden de coger el autobús" y no tienen en cuenta el poder adquisitivo de los usuarios. No obstante, desde el gobierno aseguran que el dinero recaudado revertirá en la mejora del propio servicio.

Desde la UCA se posicionaron ayer "absolutamente en contra" del incremento del precio del transporte público, que afecta tanto al tranvía como al autobús urbano y al de los barrios rurales. El secretario general de la entidad, José Ángel Oliván, advirtió de que se trata de una "subida muy alta" que no tiene en cuenta la situación económica de quienes utilizan diariamente este transporte. Algo que también remarcó desde la FABZ Juan Carlos Crespo: "Solo hay que observar para darse cuenta de que quienes utilizan diariamente, por ejemplo, las líneas 23, 24, 33, 34 y 39 pertenecen a la clase trabajadora".

El encarecimiento del billete sencillo y del viaje con tarjeta viene acompañado de una rebaja en el abono mensual que tampoco ha contentado a estas asociaciones, pues, remarcan, se trata del método que menos ciudadanos utilizan. El abono de 30 días pasa a costar ahora 40 euros, frente a los 42,95 que valía anteriormente. El resto –trimestral (104,90 euros), anual (359,45) y abono joven (78,65 euros el de 90 días y 269,60 el de un año)– conservan el mismo importe. Esta medida se tomó, según la concejal de Movilidad, Natalia Chueca, para fomentar el uso regular del transporte público. No obstante, desde estas organizaciones dudan que se vaya a conseguir el efecto deseado.

Ciudades sostenibles

Con las nuevas tarifas, el gobierno PP-Cs espera aumentar hasta 950.000 euros la recaudación municipal, para mantener la subvención del Ayuntamiento en el 50%. De otro modo, según apuntó Chueca, "el servicio sería inviable". En este sentido, sin embargo, en la UCA consideran que "los criterios que deben primar no son los presupuestarios". "Este gobierno quiere que el transporte público lo paguen los ciudadanos –añadió Oliván–, y nos parece absurdo. La discusión ahora mismo debería ser cómo hacer las ciudades sostenibles".

En conjunto, la actualización media de las tarifas supone un incremento del 1,68%. Según explicó la responsable del área, se han modificado de acuerdo a la variación anual del IPC, que desde 2013 –la última vez que subieron los precios– ha sido de un 5,3%, por lo que, aseguró, "la subida es inferior a la pérdida acumulada". Ante esto, desde la FABZ Crespo criticó ayer que el incremento interanual en 2019 ha sido del 0,8% y, sin embargo, el viaje con tarjeta, el método más empleado por los usuarios, ha subido un 2,7%.

Desde la Unión Vecinal Cesaragusta no fueron tan críticos con los cinco y dos céntimos más que a partir de hoy pagarán los ciudadanos. El presidente de la organización, José Luis Rivas, dijo ayer que "aunque los aumentos nunca son bien recibidos", la cifra "no es tan importante" si trae consigo una mejora del servicio. "Sigue siendo un precio atractivo y el dinero hace falta", aseguró.

La mirada en el eje este-oeste

La concejal Natalia Chueca ya adelantó algunas de las mejoras que se incluirán en el futuro Plan Director del Transporte Urbano, como el incremento de 432.000 kilómetros en las líneas de autobús. Algo que, apuntó Crespo, "no es suficiente" para la FABZ, sino que, consideran, tiene que estar acompañado de una "reestructuración completa" del transporte público.

Tras descartar el eje este-oeste del tranvía –decisión contra la que Crespo también mostró su descontento por la "sostenibilidad" y "amplitud" de este medio–, Chueca anunció que el gobierno estudia la creación de una nueva línea de bus entre Las Delicias y Las Fuentes-San José.

En este sentido, desde la Federación de Barrios son contundentes y mantienen que con la población de Zaragoza es "totalmente necesaria una línea de alta capacidad".

Etiquetas
Comentarios