Despliega el menú
Zaragoza

movilidad

Las multas limpian de vehículos las aceras, pero saturan las plazas para motos

La Policía Local puede sancionar desde hoy a patinetes, bicis y motos que estacionen en espacios peatonales del entorno de la plaza de Los Sitios. Hay pocos incumplimientos… pero también pocos sitios para las motos.

Si el objetivo era limpiar las aceras de vehículos, se puede decir que se ha conseguido. El entorno de la plaza de Los Sitios ha amanecido este lunes limpio de bicis, patinetes y motocicletas, en el día en el que la Policía Local puede empezar a sancionar a quien estacione en los espacios peatonales. Los incumplimientos se pueden contar con el dedo de una mano. Eso sí, la medida tiene daños colaterales. Los principales damnificados son los moteros, que se las ven y se las desean para encontrar huecos libres en esta zona del Centro.

Se trata de una prueba piloto que ha diseñado el Ayuntamiento de Zaragoza en el área interior del paseo de la Independencia, el Coso, la plaza de San Miguel, el paseo de la Mina y el de la Constitución. Esta mañana se han estrenado unas señales que advierten de la prohibición de aparcar en las aceras para cualquier tipo de vehículo. Por lo tanto, patinetes, bicis y motos deben estacionar ahora obligatoriamente en la calzada. De lo contrario, se exponen a multas que van de los 36 a los 200 euros.

La Policía Local, que ha estado informando de la medida durante las semanas previas, ha controlado la zona, pero sin una presión excesiva sobre los pocos incumplimientos que se han detectado. Según fuentes del cuerpo, como solo han pasado unas pocas horas desde que se descubrieran las placas, esta mañana habrá cierta ‘manga ancha’, y las sanciones irán cayendo conforme avance la semana. Además, los trabajadores de la zona azul están avisando a quien aparca sobre las aceras del riesgo que corren por ello.

La medida ha supuesto la eliminación de los aparcabicis que había en las aceras y la ampliación los de la calzada. En total, en esta zona hay 270 plazas para patinetes y bicicletas y 305 para motos. Por lo visto en estas primeras horas, los segundos van a resultar insuficientes. Los espacios reservados para motocicletas están llenos, y muchos moteros -acostumbrados a aparcar sobre la acera junto a su destino final- ahora tienen que dar vueltas para estacionar. Algunos han optado por buscar recovecos entre los contenedores, los aparcabicis o fuera de los límites de las zonas delimitadas para ellos.

“Está todo lleno, no hay manera de aparcar”, se ha lamentado Joaquín Montserrat. Tras intentarlo sin suerte en los estacionamientos para motos, finalmente ha tenido que dejarla entre dos coches en la zona azul. Allí, estos vehículos pueden aparcar gratis, “pero te arriesgas a encontrarte la moto en el suelo, porque al mínimo golpe que le den los coches al salir o al entrar...”, ha señalado.

Joaquín Monserrat critica los problemas que tiene ahora para aparcar la moto.
Joaquín Monserrat critica los problemas que tiene ahora para aparcar la moto.
Guillermo Mestre

Mercedes, una abogada zaragozana que trabaja en el centro y se mueve en moto, ha señalado que ahora “va a ser más incómodo” moverse con este vehículo. Acostumbrada a aparcar en la acera de la calle de Sanclemente, lamentaba que ahora tenía que dejarla “más lejos”. “Intentan que no vengamos al centro en coche, pero si tampoco podemos aparcar la moto...” ha sentenciado.

Andres Sáez se muestra algo más comprensivo y ve “normal” que se quiera regular el estacionamiento, porque hasta ahora se veía “un desmadre sobre las aceras”. Eso sí, solicitaba “más aparcamientos” porque la moto “cada vez se impone más”. José Julio Espín también ha asumido la medida: “Me parece bien porque había un abuso gordo sobre las aceras, sobre todo de patinetes y bicicletas”.

Andres Sáez (izquierda) y José Julio Espín, esta mañana junto a la plaza de Los Sitios.
Andres Sáez (izquierda) y José Julio Espín, esta mañana junto a la plaza de Los Sitios.
Guillermo Mestre

Emma Franco, por su parte, ha aparcado su patinete en una de las nuevas zonas reservadas para VMP (vehículos de movilidad personal), que no estaban -ni mucho menos- tan saturado como los de las motos. “La norma me parece bien, los patinetes no se pueden dejar en medio de la calle”, ha apuntado. Ella ha cumplido con las normas -y con el sentido común- desde que comenzó a usar este vehículo, pero admite que “mucha gente aparca mal y nos da la mala fama a todos”.

Etiquetas
Comentarios